Una jueza federal dijo que la NFL y más de 4.500 ex jugadores de fútbol americano tienen sobre la mesa un acuerdo por 765 millones de dólares para transar las demandas relacionadas con conmociones cerebrales.

El acuerdo pagaría por exámenes médicos, compensación por daños sufridos por las conmociones, e investigación.

Entre los demandantes hay al menos 10 miembros del Salón de la Fama de la NFL, incluyendo el ex running back de los Cowboys de Dallas, Tony Dorsett. También están el quarterback Jim McMahon, ganador de un Super Bowl con los Bears de Chicago, y la familia del linebacker Junior Seau, quien se suicidó el año pasado.

Las demandas acusan a la liga de esconder evidencia sobre el riesgo de las conmociones cerebrales, para proteger su imagen y que los jugadores volvieran a los partidos lo antes posible. La NFL ha negado las acusaciones.

La jueza Anita Brody, de Filadelfia, anunció el jueves la propuesta de un acuerdo. Ella todavía tiene que aprobar el pacto, que se produciría después de meses de negociaciones.