Fue su interpretación de un prostituto en "Midnight Cowboy" ("Perdidos en la noche") lo que lo puso en el camino al estrellato. Y ahora Jon Voight dice que le pagaron una miseria por el trabajo.

Voight dijo que quería tanto el papel que le dijo a su agente: "Diles que lo haré por nada". Y para su sorpresa, relata, "me tomaron la palabra y me dieron lo mínimo por 'Midnight Cowboy''', el clásico de 1969 dirigido por Joe Buck.

Voight habló el miércoles mientras promovía el filme "Getaway", que protagoniza con Ethan Hawke y Selena Gómez y que se estrena el viernes, y la serie de Showtime "Ray Donovan", en la que trabaja junto a Liev Schreiber.

El actor ganador de los premios Oscar y Emmy dice que el estudio United Artists incluso le pasó "una cuenta de la cafetería por 14,73 dólares" por las comidas que consumió en su último día de rodaje en Texas.

También dijo que convenció al actor Dustin Hoffman, coprotagonista del filme, de que audicionara para el papel de Enrico "Ratso" Rizzo tras haberse hecho amigos haciendo una obra teatral off-Broadway y que ambos se presentaron juntos a las pruebas.

En retrospectiva, dice Voight, "fue lo peor".

Pero agrega que no se arrepiente de nada...

"Sabía lo que significaba. Iba a darme una carrera y tuve razón".

___

Lauri Neff está en Twitter como http://www.twitter.com/lneffist