El toledano Feliciano López se convirtió en el tercer jugador español que logró el triunfo en la cuarta jornada del Abierto de Estados Unidos y logró su pase a la tercera ronda después de vencer por 6-4, 7-6 (7-4), 4-6 y 7-5 al local Bradley Klahn.

López, vigésimo tercer preclasificado, que disputa su duodécimo Abierto como profesional, alcanzó por sexta vez la tercera ronda, en la que tendrá como rival al canadiense Milos Raonic, décimo favorito, que se convirtió en el verdugo de su compatriota Pablo Andújar al que ganó por 6-1, 6-2 y 6-4.

El toledano de 31 años volvió a tener su saque como la mejor arma que le permitió ganar los puntos decisivos y estar siempre por delante en el marcador.

López, en la dos horas y 57 minutos que duró el partido, consiguió 23 'aces', cometió 10 dobles faltas, pegó 39 golpes ganadores y registró 38 errores no forzados por 50 de su rival, que tuvo en esa faceta del juego el talón de Aquiles.

La clave del partido estuvo en el segundo set cuando López se lo quedó al ganarlo en el desempate con un excelente saque y dos restos potentes de revés que le aseguraron la rotura.

Aunque López cedió el tercero al ver como Khahn, de 23 años y 124 en la clasificación mundial, completó su mejor tenis, en el cuarto, volvió a asegurar su saque y abrió el camino definitivo al triunfo en el primer duelo que mantuvieron ambos como profesionales.

Anteriormente, otros dos españoles lograron el pase a la tercera ronda del último Grand Slam de la temporada después de los triunfos de David Ferrer, cuarto cabeza de serie, que se impuso a su compatriota Roberto Bautista Agut, por 6-3, 6-7 (5-7), 6-1 y 6-2.

Ferrer confirmó que ha mejorado su nivel sobre pista de cemento con relación a los torneos anteriores de Masters 1000 de Montreal y Cincinnati, y su próximo rival será el kazako Mikhail Kusushkin, que entró en el cuadro a través de la fase de clasificación, y venció 6-4, 6-4 y 7-5 al austríaco Andreas Haider-Maurer.

Tommy Robredo, decimonoveno cabeza de serie, también pasó a tercera ronda al ganar 6-4, 6-4 y 6-1 al canadiense Frank Dancevic.

Robredo sólo necesitó una hora y 40 minutos para vencer y se medirá con el británico Daniel Evans, revelación del torneo al que entró a través de la 'qualy'.

Evans, en la segunda ronda, derrotó por 1-6, 6-3, 7-6 (7-4) y 6-3 al australiano Bernard Tomic, verdugo del español Albert Ramos.

Robredo, que ha vuelto a encontrarse con su mejor tenis en pista dura, tratará de lograr por octava vez el pase a la cuarta ronda del Abierto.

Esta noche, Rafael Nadal, cabeza de serie número dos, en la pista central Arthur Ashe, se enfrentará al brasileño Rogerio Dutra Silva, en busca de conseguir su octavo pase consecutivo a la tercera ronda del torneo que ganó en el 2010 y disputó la final en el 2011.

En dobles masculinos hubo cara y cruz para el tenis español con el triunfo de la pareja formada por Marcel Granollers y Marc Lopez por 5-7, 7-5 y 6-1, terceros cabezas de serie, ante la alemana de Tobias Kamke y Florian Mayer.

La derrota fue para Fernando Verdasco y David Marrero, novenos cabeza de serie, que perdieron 7-6 (7-4) y 6-4 ante el británico Jamie Murray y el australiano John Peers.

En dobles femeninos la pareja formada por Silvia Soler-Espinosa y Carla Suárez Navarro lucharon al máximo ante las hermanas Venus y Serena Williams, pero al final cayeron 6-7 (5-7), 6-0 y 6-3.

Tampoco le fue bien a Lourdes Domínguez que junto a la israelí Shahar Peer perdieron por 6-4 y 7-6 (7-4) ante la zimbabue Cara Black y la neozelandesa Marina Erakovic.