Toni Freixa, portavoz de la junta directiva del FC Barcelona, ha ironizado hoy sobre el rendimiento en este arranque de temporada del equipo azulgrana que, salvo el partido ante el Levante, no está jugando al nivel que en él es habitual.

"Nos preocupa mucho que, en dos jornadas, vayamos líderes con ocho goles a favor y ninguno en contra y hayamos ganado la Supercopa", ha contestado cuando se le ha preguntado por este extremo. "El rendimiento es el normal de un inicio de temporada", ha apostillado luego, ya más en serio.

Freixa ha reconocido que la junta directiva hará "autocrítica" después de que el Camp Nou no se llenase ayer en la vuelta de la Supercopa. El horario -las 23.00 horas- y el hecho de que el partido fuera de pago, seguramente contribuyeron a ello.

"Es cierto que el estadio no se llenó, aunque había más de 75.000 personas, e intentaremos que no vuelva a pasar, porque queremos un campo lleno que apoye a los jugadores", ha apuntado.

Freixa ha defendido que la Supercopa se siga disputando a doble partido: "Es bueno para el fútbol que esta Supercopa continúe con este formato, que se ha demostrado que es un éxito. Disfrutamos de dos grandes partidos y tenemos la posibilidad de ver a nuestros jugadores en nuestro estadio y, a partido único, lógicamente se disputaría en campo neutral".

Tras el encuentro de ayer ante el Atlético de Madrid, el defensa Gerard Piqué, criticó que los árbitros no estén aplicando el reglamento en este inicio de temporada y no estén castigando con faltas y tarjetas las acciones duras del rival.

Freixa ha comentado, en este sentido que, "no hay que ponerse la venda antes de la herida" y que deben ser los jugadores y técnicos quienes hablen sobre lo que sucede en los partidos y no los directivos. "Nosotros tenemos plena confianza en el estamento arbitral", ha subrayado.

El portavoz de la junta ha confirmado que, a cuatro días para que se cierre el mercado estival, "la plantilla está cerrada" y que la asamblea general de compromisarios se celebrará el 5 o 6 de octubre -dependiendo si el partido de Liga ante el Valladolid se disputa en sábado o en domingo- y que la misma no se celebrará en el Palacio de Congresos de Cataluña, como en los últimos años, sino en el Palau Blaugrana.

En dicha asamblea, los socios compromisarios tendrán que aprobar la liquidación del pasado ejercicio, que arrojó un superávit de 32 millones de euros, el presupuesto de esta temporada, que la junta deberá cerrar dentro de dos semanas, y la reforma de los estatutos.

Por último, Freixa ha aclarado que la Masía sigue sin publicidad en la fachada, "porque hasta ahora no se ha producido ninguna propuesta en unas condiciones que el Barcelona pueda dar por buenas" y ha recordado que la empresa que explota esa publicidad (MCM) no puede decidir unilateralmente las marcas que pueden publicitarse en en el exterior de la instalación, pues necesitan la autorización del club.