Meseret Defar, campeona mundial de 5.000 metros, batió a Tirunesh Dibaba, reina mundial de los 10.000, en el gran duelo etíope del fondo femenino, una de las carreras más atractivas de la reunión de Zúrich.

El duelo que no se pudo contemplar en los Mundiales de Moscú, porque las dos atletas se eludieron, eligiendo distancias diferentes, respondió a las expectativas que había levantado.

Defar venció al clan Dibaba, que hizo táctica conjunta. Genzebe se sacrificó marcando un ritmo vivo en el último kilómetro, y a 500 metros tomó la cabeza Tirunesh, pero ésta no logró soltar a Defar, que en los últimos 200 la ejecutó para ganar con un tiempo de 14:32.83, un segundo por delante de eterna rival (14:33.82).