Un cuchillo gaucho argentino, un tapiz hecho en Brasil y un libro en una caja bañada en oro por 124.000 dólares obsequio del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, son algunos de los regalos recibidos por el presidente de EE.UU., Barack Obama, en los últimos tres años, según una lista publicada hoy.

La lista de los regalos de otros países a funcionarios de EE.UU. elaborada por el Departamento de Estado se publicará mañana en el diario oficial Federal Register y muestra que Obama y la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, recibieron el mayor número de regalos y también los más costosos.

Los regalos, de todos modos, no son posesión de la persona y pasan a los Archivos Nacionales, aunque en el caso de objetos personales, como las joyas recibidas por Hillary, sí se permite que se usen en ocasiones oficiales mientras el funcionario ocupe el cargo para el que fue designado.

La lista de 166 páginas muestra que en enero de 2012 el embajador argentino Jorge Argüello, presentó a Obama un cuchillo gaucho con ornamentos de plata, en una caja negra.

En esa instancia, tal como en todas las demás, el obsequio no fue aceptado personalmente "porque causaría una situación embarazosa para el donante y para el Gobierno de Estados Unidos", según explica el documento.

Esa justificación rutinaria de que los obsequios no se aceptan porque podrían causar situaciones embarazosas resultó muy oportuna en el caso de un regalo a Obama en julio de 2009.

El obsequio consistió de un libro de formato grande con obras de arte, fotografías y texto de la artista Marilena Ferrari, decorado con una piedra tallada al estilo Renacimiento en la tapa y que venía dentro de una caja laminada en oro.

El regalo, tasado en 124.000 dólares, lo presentó el entonces primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi.

En abril del año pasado la presidente de Brasil, Dilma Roussef, obsequió a Obama un tapiz bordado en punto de cruz con los retratos del presidente y su esposa Michelle, de 81 centímetros por 118 centímetros, obra de G. Alves, y una pintura sobre madera, de 78 cm por 48 cm, de F. Galeno, todo valorado en 860 dólares.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, obsequió a Obama en abril del año pasado un ejemplar de "Cien años de soledad", de Gabriel García Márquez con dibujos y en una caja de madera, por valor de 1.000 dólares.

Hillary Clinton recibió del rey Abdulá Al Saud, de Arabia Saudi, un juego de joyas de oro blanco con rubíes y diamantes que incluye un collar, una pulsera, aretes y un anillo, valorado en 500.000 dólares según el informe.

La lista muestra que el presidente de México, Felipe Calderón, obsequió a Obama botellas de licor, y el vicepresidente de China le regaló una pelota de baloncesto con los colores de la bandera de Estados Unidos.

En mayo del año pasado el almirante Edmundo González, Comandante en jefe de la Marina de Guerra de Chile, cubrió los gastos de alojamiento del contralmirante Joseph Rixey, subsecretario de la Marina de EE.UU. durante su visita en Viña del Mar. El pago de 1.020 dólares no se aceptó.

Lo mismo ocurrió en diciembre del año pasado cuando el Gobierno de Guatemala quiso cubrir los 650 dólares gastados en el transporte de Giovanni Meléndez, especialista estadounidense en prevención del Sida, durante su visita al país centroamericano.