El estadounidense James Blake, que hace dos días había anunciado la retirada oficial del tenis al concluir el torneo del Abierto de Estados Unidos, cumplió con su palabra después de perder en la tercera jornada ante el croata Ivo Karlovic, que le impidió pasar a la segunda ronda.

Blake, de 33 años, que consiguió 14 títulos como profesional y dos veces llegó a los cuartos de final del Abierto, no pudo con Karlovic, que entró al cuadro principal por la clasificación.

El tenista croata impuso una vez más el poder de su saque y venció a Blake en cinco sets por 6-7 (2-7), 3-6, 6-4, 7-6 (7-2) y 7-6 (7-2), después de remontar dos mangas en contra 80-2) con las que comenzó el partido.

Blake, que no pudo contener la emoción y las lágrimas, nada más concluir el partido, que se disputó en la Louis Armstrong Stadium, agradeció a su familia, amigos y a la compañía del público.

"Va a ser difícil dormir esta noche", explicó Blake. "Han sido muchos años de estar junto a un público maravilloso y seguro que lo extrañaré".

Como particularidad, Blake, que llegó a ser número cuatro del mundo, se despidió sin tocar la pelota en el punto final de su carreras ya que Karlovic lo ganó con lo que fue su "aces" número 38 del partido.