John Elway tuvo a tres receptores de elite, con los que alcanzó la gloria en la década de 1990. Vance Johnson, Mark Jackson y Ricky Nattiel, los "Tres Amigos", se convirtieron en leyendas de los Broncos.

Pero el ex mariscal y hoy vicepresidente de operaciones deportivas de Denver siente envidia del actual quarterback Peyton Manning.

La película de los "Tres Amigos" podría tener una segunda parte, protagonizada por Demaryius Thomas, Eric Decker y Wes Welker. Elway se hizo de los servicios de este último para esta campaña, luego de que se declaró agente libre y dejó las filas de los Patriots.

Thomas y Decker se combinaron para 23 atrapadas de anotación la campaña anterior, mientras que Welker capturó 118 pases con Nueva Inglaterra.

"Tengo que admitir que estoy verdaderamente celoso por las armas que tiene ahora Peyton para lanzar sus pases", dijo Elway. "No voy a decir que yo no tuve grandes armas. Pero cuando miras a Demaryius Thomas, Eric Decker, Wes Welker y un chico al que reclutamos hace un par de años en la cuarta ronda del 'draft', llamado Julius Thomas... te das cuenta de que hay cuatro armas poderosas ahí".

Aunque Manning difícilmente lo dirá, también él tendría razones para envidiar al corredor que tenían los Broncos en los tiempos de Elway, Terrell Davis, quien era un titular indiscutible cuando ayudó a que el quarterback, miembro del Salón de la Fama, ganara dos veces seguidas el Super Bowl, en 1998 y 1999.

Ahora, uno de los corredores es Ronnie Hillman, quien está en su segundo año y no comenzó un solo partido de la campaña anterior. El otro es el novato Montee Ball.

Se trata de dos jóvenes cuyo proceso de aprendizaje ha incluido demasiados balones sueltos en la pretemporada.

Si pueden enderezar el camino, Manning tendría más libertad y estaría en condiciones de lograr cifras históricas en 2013.

Manning está más fuerte y saludable en su segundo año con Denver. La campaña anterior tuvo un regreso exitoso a la NFL, luego de someterse a una cirugía cervical que generó tantas dudas sobre su carrera que los Colts prefirieron deshacerse de él, aunque fuera su jugador emblemático.

Pero la campaña con Denver no tuvo final feliz. Los Broncos cayeron en doble prórroga ante Baltimore en la postemporada.

Los Ravens, a la postre campeones del Super Bowl, regresan el 5 de septiembre al Sports Authority Field para dar comienzo a la campaña de 2013 frente a los propios Broncos, el equipo al que muchos consideran favorito este año pese a que Elvis Dumervil se marchó como agente libre, y a que se ha impuesto una suspensión de seis partidos al linebacker exterior Von Miller por violar la política antidrogas de la NFL:

Enseguida, cinco aspectos cruciales para que Denver trate de progresar y coronarse en esta temporada.

LA SUSPENSIÓN DE MILLER: Los Broncos saben que nadie podrá llenar los zapatos de este linebacker, electo al Pro Bowl, quien realizó 18 capturas y media de quarterback, obligó a seis balones sueltos y realizó 28 derribos el año pasado. Jack del Río deberá ponerse creativo durante la suspensión de Miller. Shaun Phillips, quien firmó por un año tras pasar una década en San Diego, promete hacer su papel para cubrir el hueco. "No vine aquí como animadora", ha dicho.

LOS HISPANOS DE LA LÍNEA OFENSIVA: La posición de center la ocupa un tipo llamado Manny Ramírez, que no es dominicano ni conecta batazos. El texano no ha participado todavía en una sola jugada de campaña regular, pero ha tenido un buen desempeño en la pretemporada, manteniendo a raya a los nose tackles, ante las lesiones de los otros centers, J.D. Walton, Dan Koppen y Ryan Lilja. Otro hispano de Texas, Louis Vásquez, llegó como agente libre y ha ocupado el lugar original de Ramírez como guard por la derecha. Ambos podrían ser una revelación en la campaña.

CORREDORES QUE DEVOREN YARDAS Y TIEMPO: A los Broncos les hicieron falta corredores más capaces que se agotaran el tiempo para evitar la remontada de Baltimore en los playoffs. Hillman ha ganado unos 10 kilogramos de peso, básicamente mediante aumento de la masa muscular. Los Broncos reclutaron en el "draft" a Ball, que impuso un récord universitario, con 83 touchdowns en Wisconsin.

EL TIGHT END EMERGENTE: Julius Thomas aprovechó las lesiones de los tight ends Jacob Tamme y Joel Dressen, quienes se combinaron para 93 recepciones el año pasado. El ex basquetbolista se ha ganado la confianza de Manning y puede dar problemas a las defensivas, particularmente en los linderos de la zona de anotación, donde puede ser el destinatario sorpresivo del ovoide mientras todos cuidan a los "Tres Amigos".

LAS ALTAS EXPECTATIVAS: A diferencia de Mike Holmgren, que se negó a hablar de que sus Packers eran favoritos en los 90, John Fox no elude el tema. "Siempre he creído que la gente cumple o incumple expectativas. Si esperas mucho, recibes mucho... nadie espera más que nosotros mismos", ha señalado.

___

Arnie Melendrez Stapleton está en Twitter como: http://twitter.com/arniestapleton