La brasileña Rafaela Silva ganó hoy el oro en la categoría hasta 57 kilos y el japonés Shorei Onu se colgó la presea dorada en hasta 73 kilos en la tercera jornada del Mundial de Judo, que se disputa desde el lunes en esta ciudad brasileña.

La medalla de Silva fue ruidosamente festejada en el gimnasio Maracanazinho de Río de Janeiro debido a que no sólo fue la primera de Brasil en el torneo de este año sino también la primera de una judoca brasileña en la historia de los mundiales.

La delegación femenina ha sacado la cara este año por Brasil, que, gracias a sus judocas, ahora suma un oro, una plata y un bronce en tres días de competición en Río de Janeiro.

La brasileña Érica Miranda se había colgado la plata el martes en la categoría hasta 52 kilos y Sarah Menezes se quedó con una de los bronces el lunes en la categoría hasta 48 kilos.

La presea de Onu, por su parte, fue la tercera de Japón en el Mundial de Río de Janeiro.

Silva, subcampeona en el Mundial de París 2011, logró este año el título al imponerse en la pelea final a la estadounidense Marti Malloy por ippon cuando aún faltaban 4 minutos y 7 segundos de combate.

La estadounidense, que tuvo que conformarse con la plata, ya había sido sancionada por un golpe irregular poco antes de que la brasileña la dejara de espaldas en el piso en un contragolpe que el árbitro interpretó inicialmente como wazari pero que corrigió para ippon.

Las medallas de bronce en la categoría hasta 57 kilos se las adjudicaron la eslovena Vloda Bedeti, que derrotó a la japonesa Anzu Yamamoto, y la alemana Miryam Roper, que se impuso a la francesa Automne Pavia, la líder en la clasificación mundial.

En la final por los 73 kilos masculino, Onu se impuso por ippon al francés Ugo Legrand, que se quedó con la plata.

Los bronces en esta categoría se los colgaron el belga Dirk Van Tichelt, que derrotó al kazako Dastan Ykebayev, y el holandés Dex Elmont, que se impuso al mongol Nyam-Ochir Sainjargal.

La victoria de Onu permitió a Japón acaparar tres de los seis oros disputados hasta ahora. Masashi Ebinuma ya se había adjudicado la medalla dorada en la categoría hasta 66 kilos el martes y Naohisa Takato se había impuesto el lunes en la categoría hasta 60 kilos.

Los otros dos oros hasta ahora los obtuvieron Kosovo y Mongolia.

El Mundial de Judo proseguirá hasta el próximo 1 de septiembre en Río de Janeiro, ciudad que será sede de los Juegos Olímpicos 2016.