Lo menos que Juan Martín Del Potro quería en la primera ronda de un Grand Slam era complicarse y sufrir para seguir adelante.

Pero esto fue lo que le ocurrió al argentino y sexto preclasificado del Abierto de Estados Unidos, quien doblegó el miércoles 6-3, 6-7 (5), 6-4, 7-6 (7) al español Guillermo García-López en su debut en el último torneo grande de la temporada.

Del Potro no pudo cerrar el partido — friccionado con cruces de palabras entre los tenistas — hasta un cuarto match point en el desempate del cuarto set, cuando puso fin a un trámite engorroso de 4 horas y 13 minutos.

El duelo estuvo programado para arrancar a la 1 de la tarde de Nueva York, pero terminó a las 9:20 de la noche en Flushing Meadows. La lluvia interrumpió la acción cuando recién despuntaba la primera manga, provocando un atraso de cinco horas.

En la cancha donde en 2009 se consagró campeón tras vencer a Roger Federer en la final, Del Potro lució desprolijo pese al constante despliegue de su demoledora derecha. Cometió 49 errores no forzados contra los 48 del español.

De tener el partido bajo control, el argentino jugó un flojo desempate en el segundo set y permitió que García-López tomara alas.

García-López se adelantó 4-1 en el cuarto set, pero de por medio se enfrascó en discusiones con Del Potro cuando el argentino le recriminó que pedía atención del kinesiólogo en cada cambio. "¿Y por qué no puedo parar?", le replicó el español.

Aupado con furia, Del Potro reaccionó y niveló el parcial hasta llevarlo a un desempate que sentenció con un revés cruzado que le permitió desatar una celebración

"Entré tratando de estar listo para las dos semanas de torneo", dijo Del Potro a pie de pista. "Pero me tocó un rival difícil, ahora me toca prepararme para la segunda ronda".

Su siguiente rival será el australiano Lleyton Hewitt, el campeón del torneo en 2001 y que venció 6-3, 4-6, 6-3, 6-4 al local Brian Baker.

Después del grupo de Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray, Del Potro es tal vez el candidato con más opciones al título. Después de todo, es el único hombre fuera de ese cuarteto que ha ganado un grande desde 2005, un total de 34 certámenes.

La inesperada larga duración del partido de Del Potro demoró la presentación de Murray, el británico que busca revalidar su corona.

Pobre Murray. Ha tenido que esperar una eternidad para entrar en escena por primera vez.

Por la noche, en un mensaje que colgó en su cuenta de Twitter, Murray exhibió cierto sarcasmo al decir "me toca jugar mi partido de primer ronda en el US Open a las 7 pm de un miércoles...". Los puntos suspensivos revelaron que no estaba del todo feliz con que al campeón defensor lo tuviesen esperando tanto para medirse contra el francés Michael Llodra.

Luego que la lluvia dio al traste con buena parte de la tarde, la organización canceló ocho partidos de individuales en la rama femenina, entre ellos el de la estadounidense Serena Williams contra la kazaja Galina Voskoboeva y el de la argentina Paula Ormaechea frente a la alemana Sabine Lisicki.

Pero Venus Williams, quien con 33 años era la jugadora más veterana en la segunda ronda, pudo jugar. La mayor de la Williams luchó tenazmente, pero acabó perdiendo 6-3, 2-6, 7-6 (5) ante la china Zheng Jie.

Venus, dos veces campeona, se despidió del torneo antes de la tercera ronda por tercer año seguido. Con 3 horas y 2 minutos, fue el partido más prolongado de la rama femenina hasta ahora.

En otros partidos, la china Li Na (campeona del Abierto de Francia 2011) y la polaca Agnieszka Radwanska (subcampeona del último Wimbledon) ganaron en sets corridos, al igual que la británica Laura Robson (30ma preclasificada).

La lluvia es algo habitual en el US Open, un torneo que lleva cinco años consecutivos en los que terminó con un día de atraso debido a las inclemencias del tiempo.

Este año, finalmente, los organizadores anunciaron sus planes para levantar un techo encima de la Arthur Ashe — la cancha principal — como parte de una renovación del centro que costará unos 550 millones de dólares. El techo podría estar listo para la edición de 2016 ó 2017.