El tenis latinoamericano vivió hoy la segunda jornada del Abierto de Estados Unidos con los triunfos de los argentinos Máximo González y Carlos Berlocq junto al brasileño Rogério Dutra Silva.

La cruz de la moneda cayó del lado de los perdedores, también argentinos Juan Mónaco, vigésimo octavo cabeza de serie, Horacio Zeballos y Guido Pella.

Tampoco le fue bien a la colombiana Mariana Duque, que cayó por 7-6 (7-5), 4-6 y 6-2 ante la croata Donna Vekic.

Lo mismo que a sus compatriotas Juan Sebastián Cabal y Robert Farah que perdieron por un doble 7-6 (7-2) y 7-6 (7-5) ante la pareja australiana formada por Chris Guccione y Bernard Tomic.

Máximo González, que había entrado en el cuadro a través de la previa, mostró un gran tenis y superó en todo momento al polaco Jerzy Janowicz, decimocuarto cabeza de serie y reciente semifinalista de Wimbledon, por 6-4, 6-4 y 6-2.

Janowicz necesitó dos veces de la asistencia del preparador físico y del médico, debido a problemas de espalda.

González, que no ganaba un partido de Grand Slam desde el Abierto de Estados Unidos del 2009 tendrá como rival en la segunda ronda al estadounidense Jack Sock, que venció por 7-6 (7-2), 3-6, 5-2 y retirada al alemán Philipp Petzschner.

Otro argentino, Carlos Berlocq, número 48 del mundo, superó en partido aplazado la noche anterior por culpa de la lluvia al colombiano Santiago Giraldo (85).

Belocq, a quien el lunes la lluvia le dio una mano cuando ayer estaba ya sin energía y en desventaja frente a Giraldo, regresó hoy recuperado y remontó para cerrar en 6-3, 3-6, 6-7 (6-8), 6-4 y 6-2.

Por segunda vez en su carrera supera la primera ronda del Abierto de Estados Unidos. La primera, en el 2011, y su rival en la segunda será nada menos que Roger Federer, exnúmero uno, séptimo cabeza de serie, y cinco veces ganador del último torneo de Grand Slam.

El suizo Federer se impuso sin ningún problema por 6-3, 6-2 y 7-5 al esloveno Grega Zemlja.

La gran baza del tenis argentino, Juan Martín Del Potro, sexto cabeza de serie, verá acción este miércoles, cuando se enfrente al español Guillermo García López.

El tenis brasileño disfrutó con el triunfo de Dutra Silva, que en partido maratoniano, que tuvo que concluir en la segunda jornada tras ser suspendido la noche anterior por lluvia, venció por 4-6, 3-6, 7-6 (11-9), 6-2 y 7-6 (12-10) al canadiense Vasek Pospisil.

El próximo rival de Dutra será nada menos que el español Rafael Nadal, número dos del mundo, y favorito en Estados Unidos.

Las frustraciones para Latinoamérica comenzaron con el argentino Mónaco, quien abandonó por problemas estomacales su partido con el alemán Florian Mayer cuando perdía por 6-4, 6-2 y 3-0.

Mónaco disputó solo cuatro partidos sobre pista dura en las últimas semanas y mantiene un historial adverso ante Mayer (2-5).

Solo estuvo en pista una hora y 24 minutos y sumó su octavo revés en primera ronda del Abierto estadounidense en sus 10 experiencias.

Mónaco, que logró sus mejores resultados en las ediciones del 2007 y 2011 del Abierto, cuando llegó a octavos de final, no sufrirá en la clasificación mundial, pero la gran preocupación es su estado físico para las semifinales de la Copa Davis.

Las otras dos derrotas de la jornada para el tenis argentino las sufrieron el zurdo Zeballos, avasallado por el francés Adrian Mannarino con parciales de 4-6, 6-4, 6-2 y 6-1.

El rival de Mannarino será, precisamente, el verdugo de su compatriota Pella que perdió por 7-6 (7-3), 4-6, 6-1 y 6-2 ante el estadounidense Sam Querrey, vigésimo sexto cabeza de serie.