La historia reciente de Pablo Cuevas es un abultado expediente médico, de frustraciones, de dos años sin jugar tenis.

Para el uruguayo, abandonar el lunes su partido de primera ronda en el Abierto de Estados Unidos después de tres sets al sufrir una contractura en el isquiotibial de la pierna izquierda tuvo cierto sabor a victoria.

"Me preparé un poco para cuando me pasen cosas", dijo Cuevas a The Associated Press tras el duelo que cedió con parciales 6-3, 6-7 (5), 6-3 ante el serbio Janko Tipsarevic, 18vo cabeza de serie.

Tras 2 horas y 9 minutos, Cuevas optó por ser prudente con su físico, no arriesgarse en este tortuoso camino de la recuperación.

"No venía bien preparado, tuve muy poco tiempo para entrenarme. Estuve casi tres meses sin hacer nada", dijo Cuevas. "Me voy más que contento por haber jugado dos horas y cuarto, después de todo lo que pasó".

Cuando Cuevas habla de "todo lo que pasó", se refiere a las dos operaciones en la rodilla derecha, incluyendo un período de tres meses en lo que sólo podía andar con muletas y sin poder apoyar el pie, todo eso tras lesionarse en el Abierto de Francia de 2011.

El uruguayo de pelo revuelto reapareció en Roland Garros esta pasada primavera y superó la primera ronda tras vencer al francés Adrian Mannarino. Luego perdió ante el también local Gilles Simon.

Pero volvió a sufrir una recaída que provocó un nuevo alto.

"Cuando me volví de Francia, tenía otra vez edema óseo, tenía bastante dolor en la rodilla, eso fue lo no me permitió entrenar. Me sometí a un tratamiento con acupuntura que funcionó. Me entrené seis días muy bien y luego me desgarré el gemelo de la pierna izquierda. Estuve 25 días casi sin jugar".

Cuevas fue campeón de dobles junto al peruano Luis Horna en el Roland Garros de 2008 y llegó a ser el 45 del mundo en individuales en 2009. Vive el tenis con pasión, y eso es lo que lo mantiene prendido, a sus 27 años, con la ilusión de competir. No va renunciar.

Actualmente es el número 492 del mundo, 54 con el ránking protegido que le permite entrar a 12 torneos y que podrá usar para una gira en Asia el próximo mes.

Ahora mismo no cuenta con un entrenador fijo: "Eso en su momento, ahora lo primordial es estar con un kinesiólogo", dijo.

"Este año es de subir de escalón a escalón. Varios jugadores que han pasado por lesiones me hablaron de que se llegarían momentos de retroceso, por eso trato de tomármelo con la mayor calma posible".

___

Eric Núñez está en Twitter como http://www.twitter.com/EricNunezAP