La número uno del mundo, Serena Williams, comenzó la defensa de su título de campeona del Abierto de Estados Unidos con un entrenamiento ante la italiana Francesca Schiavone a la que venció por 6-0 y 6-1 antes que hiciese aparición la lluvia y generase la primera suspensión del torneo.

Nada que destacar del primer partido de la jornada nocturna en la pista central Arthur Ashe, de Flushing Meadows, que tuvo como preámbulo todo un espectáculo de luces y música precedido por el tradicional y breve discurso del alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg.

Después todo que se vio fue a la hermana menor de las Williams dar una exhibición de golpes potentes a los que Schiavone se limitó a ver pasar la bola y cumplir con el expediente de un sorteo que no le fue el más favorable.

"Estoy feliz de haber comenzado de esta manera tan cómoda la defensa de mi título y el gran deseo que tengo es volverlo a revalidar", declaró Williams, que tendrá como rival en la segunda ronda a la Kazaka Galina Voskoboeva, que ganó 6-4 y 6-3 a la rumana Monica Niculescu.

Antes del entrenamiento nocturno de Serena Williams, su hermana mayor, Venus, también excampeona del Abierto, en la jornada matinal dio la primera sorpresa del torneo al eliminar a la belga Kirstewn Flipkens, duodécima cabeza de serie, a la que venció por 6-1 y 6-2.

Venus Williams demostró que se encuentra en un gran momento de forma y podría encontrarse con su hermana Serena si ambas llegan a los cuartos de final.

El resto de la jornada dentro de la competición femenina ya no dejó ninguna sorpresa y ganaron todas las cabezas de serie, incluida la polaca Agnieszka Radwanska, la número tres, que derrotó fácil por 6-1 y 6-2 a la española Silvia Soler-Espinosa.

La china Na Li, quinta cabeza de serie, venció también con comodidad por 6-2 y 6-2 a la bielorrusa Olga Govortsova, mientras que la alemana Angelique Kerber (8) y la serbia Jelena Jankovic (9) lograron su pase a la segunda ronda sin dificultad.

El tenis español tuvo a siete representantes que vieron acción y sólo dos consiguieron el pase a la segunda ronda, mientras que la argentina Paula Ormaechea también lo consiguió al vencer por 6-3 y 7-6 (9-7) a la japonesa Kimiko Date-Krumm.

No tuvo la misma suerte la joven puertorriqueña Mónica Puig que perdió por 6-4, 3-6 y 7-5 ante la rusa Alisa Kleybanova.