El australiano Adam Scott conquistó el domingo el torneo Barclays, luego que todos sus rivales parecieron realizar su mejor esfuerzo para perder durante la última ronda.

Scott, quien conquistó este año el Masters de Augusta, jugó sin incurrir en bogeys, y entregó una tarjeta de 66 golpes, cinco debajo del par. Concluyó su recorrido una hora antes que el último grupo participante, y vio la acción desde los vestuarios en el club Liberty National.

Kevin Chappell tenía una ventaja de dos golpes después de 10 hoyos, pero en el resto del camino tuvo un desempeño terrible, con siete arriba del par. En tanto, Justin Rose debió realizar tres putts para resolver el 18.

¿Y Tiger Woods? Cayó de rodillas, aquejado por un calambre en la espalda, tras enviar al agua un tiro de aproximación al hoyo 13, en el que se anotó un bogey.

En el 16 y en el 17 Woods se recuperó un poco con birdies, para colocarse a un impacto de la punta. Sin embargo, un golpe a unos ocho metros del 18, que le hubiera valido un birdie, se quedó corto.

Gary Woodland tuvo tres intentos seguidos de unos tres metros para birdie y los falló todos.

El segundo puesto quedó compartido por Graham DeLaet, Rose, Woodland y Woods, con acumulados de 274 golpes, 10 bajo par.

El colombiano Camilo Villegas quedó hundido en la parte baja de la tabla de marcadores, con una ronda de 76 golpes y un acumulado de 286, dos arriba del par de campo.