Un hospital de Ohio desea que la justicia le conceda la custodia limitada sobre una niña amish de 10 años enferma de leucemia cuyos padres decidieron dejar de aplicarle quimioterapia.

Un juez de menores impidió a una abogada del Hospital de Niños de Akron, que también es enfermera, tomar decisiones médicas por la paciente. El hospital planea apelar.

El periódico The Medina Gazette (http://bit.ly/12vRevS) reportó que el juez falló a fines de julio que los padres de la niña pueden tomar decisiones médicas por ella porque no hay pruebas de que no sean capaces de hacerlo.

Inicialmente los padres permitieron un tratamiento de quimioterapia pero dejaron de hacerlo cuando su hija les rogó que no lo hicieran. Los padres dijeron que los efectos del tratamiento eran terribles. Agregaron que ahora usan "medicinas" naturales como hierbas y vitaminas.

El hospital afirma que la niña morirá sin quimioterapia.