A Webb Simpson no le importó un largo día de golf debido a la manera en que estaba jugando el viernes en The Barclays.

Simpson consiguió seis birdies en un trayecto de ocho hoyos para concretar un maratón de 29 hoyos que lo puso en el liderato entre la primera mitad de jugadores que terminaron la segunda ronda.

"Cuando se está jugando bien es mucho más agradable seguir jugando. Y cuando uno está jugando bien, uno siente que podría jugar 40 hoyos en un día", comentó Simpson. "Mi meta principal ... sólo quería terminar hoy. Sencillamente me sentí bien terminar con nueve, sabiendo que tengo esta noche para dormir y recuperar el descanso".

Simpson totaliza 133 golpes, nueve abajo del par de campo. Entre quienes terminaron la segunda ronda, él estaba dos golpes delante de Keegan Bradley (63), Rickie Fowler (64) y Adam Scott, quien estaba empatado en el liderato hasta que un final flojo lo hizo terminar la ronda con 66 golpes.

Phil Mickelson, tratando de remodelar su juego después de su victoria en el Abierto Británico, firmó tarjeta de 69 y se encuentra siete golpes atrás.

Tiger Woods, jugador número uno del mundo y en la clasificación para los playoffs de la Copa FedEx, estaba entre quienes comenzaron al final. Ya consiguió tres birdies en seis hoyos y se acerca a Simpson, quien no esperaba ser líder después de 36 hoyos cuando la segunda ronda se completará la mañana del sábado.

El torneo está atrasado debido a dos retrasos por lluvia el jueves que sumaron seis horas.

Simpson sólo jugó siete hoyos el jueves, logrando en ellos cinco birdies, y jugó en par el resto de la primera ronda. Recuperó el toque en los nueve hoyos de vuelta de la segunda ronda con seis birdies hasta que cedió un golpe en su hoyo final.

El colombiano Camilo Villegas totaliza 65 golpes de la primera ronda y le falta por concluir la segunda. El argentino Andrés Romero terminó la segunda ronda con 75 golpes para sumar 148, seis sobre par, mientras que su compatriota Ángel Cabrera totaliza 152, 10 sobre par de campo.