Ryan Braun finalmente reconoció que se dopó en 2011, el año en el que ganó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

El suspendido toletero de los Cerveceros de Milwaukee, en una declaración difundida el jueves por su equipo, que usó una crema y píldoras con sustancias prohibidas mientras se recuperaba de una lesión.

Braun dio positivo por elevados niveles de testosterona tras un juego de postemporada en octubre de 2011, pero su suspensión de 50 juegos fue revocada cuando un juez de arbitraje dictaminó que el manejo de la muestra de orina no cumplió con el protocolo.

El jugador ofreció disculpas tanto al empleado que tomó la muestra de orina como al comisionado de las mayores, Bud Selig.

Braun aceptó el mes pasado una suspensión de 65 juegos, consecuencia de la investigación de Grandes Ligas en la trama de dopaje de la clínica Biogenesis en Florida.