Varios cientos de personas se manifestaron el jueves en cuatro regiones de Bolivia en contra del aborto después que una legisladora presentó un proyecto para su despenalización.

La protesta, denominada "En defensa de la vida", unió a personas en los departamentos de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Sucre con la participación de diferentes iglesias y otras instituciones opuestas al aborto.

En Santa Cruz, a 490 kilómetros al este de La Paz, las personas salieron a las calles con camisetas blancas y velas.

La diputada oficialista del Movimiento al Socialismo (MAS), Patricia Mancilla, planteó el debate sobre el aborto y el control de la natalidad, al tiempo que presentó ante el Tribunal Constitucional una moción para declarar inconstitucionales los artículos de la carta magna que penalizan esa práctica.

La Iglesia católica, a través de la Comisión de Comunicación de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), se manifestó en contra del debate sobre el tema en la asamblea legislativa.