El Departamento de Policía de Miami-Dade investiga a uno de sus agentes que fuera de su horario de trabajo escoltó a la estrella de la NBA Lebron James para que el jugador se librase de un congestionamiento de tráfico y llegase a tiempo a un concierto.

Medios locales informaron hoy de que el agente abrió paso al automóvil del jugador en sentido contrario para evitar el tráfico que habitualmente se produce los viernes por la noche para salir de la ciudad de Miami.

El propio jugador publicó en las redes sociales un vídeo en el que se puede ver a un auto de policía con las luces de emergencia encendidas, apartando a los vehículos que venían en sentido contrario mientras que el resto estaban parados debido al intenso tráfico.

"Nos tratan tan bien", escribió el dos veces campeón de la NBA con los Miami Heat, que agregó en su cuenta oficial de Twitter que la acción del policía era "necesaria porque el congestionamiento era una locura!!".

James se dirigía al SunLife Stadium, situado a las afueras de Miami, para asistir a un concierto de los cantantes Jay Z y Justin Timberlake.

El portavoz de la Policía de Miami-Dade, Álvaro Zabaleta, confirmó en un comunicado que no se trató de una "escolta programada y, aunque todas las medidas de seguridad fueron previstas, se ha determinado que estas acciones violaron las políticas departamentales".

Explicó que el agente, que trabajaba para los organizadores del concierto en materia de seguridad en sus horas libres, ayudó al alero a pasar una intersección en una zona cercana al estadio.

Según el portal TMZ, Jay-Z se negó a comenzar el concierto hasta que llegase la estrella de la NBA, por lo que las autoridades decidieron que la mejor opción era escoltar al baloncestista para que dejase atrás el congestionamiento y entrase al estadio lo antes posible.