Los dos candidatos al Novato del Año conversaron en el terreno durante la práctica de bateo. Compartieron sus experiencias sobre cómo salieron de Cuba antes de convertirse en astros de las Grandes Ligas en esta temporada.

Luego, ambos se enfrentaron, y José Fernández venció a Yasiel Puig y a los Dodgers.

Fernández permitió sólo una carrera limpia en seis episodios y los Marlins de Miami doblegaron el lunes 6-2 a Los Ángeles, que sufrió dos derrotas consecutivas por primera ocasión desde el 20 y 21 de junio.

Puig se fue de 3-0 ante su compatriota, en el primer duelo entre ambos.

"No fue algo tan importante", dijo Fernández. "Fue sólo un juego más. No creo que yo sea mejor que él, en absoluto. No hay duda de su talento".

Ambos se encontraron por primera vez menos de dos horas antes del partido y hablaron largo y tendido, una rareza para un bateador y el lanzador que trataría de dominarlo poco después.

"Sé que vamos a ser unos amigos increíbles, porque hablamos de cómo llegamos acá", dijo Fernández. "Vivíamos antes a 45 minutos, uno del otro. Es sorprendente".

Más sorprendente ha sido el desempeño de Fernández (9-5), quien superó a los Dodgers por segunda ocasión en dos aperturas, ponchó a ocho rivales y efectuó 109 lanzamientos, la mayor cifra en su carrera. Conectó además el primer hit de los Marlins y anotó la primera carrera, al correr desde la inicial en un doblete de Christian Yelich.

El derecho tiene una efectividad de 1.64 desde el 1 de junio. En casa, durante este año, su récord es de 6-0 en 12 inicios, con un promedio de carreras limpias admitidas de 1.40.

El lanzador de 21 años dijo que estaba especialmente motivado por enfrentar a los líderes de la División Oeste de la Liga Nacional.

"Me dijo que estaba animado y que se despertó a las 6:30 de la mañana, listo para jugar", dijo el manager Mike Redmond. "Yo estaba un poco nervioso, porque nunca estás seguro con los lanzadores jóvenes".

Logan Morrison impulsó una carrera mediante un doblete en la séptima entrada, para dar a Miami la ventaja en definitiva.

Giancarlo Stanton añadió su 15to bambinazo en la octava, cuando Miami rayó tres veces frente a un bullpen que ha sido de los mejores del último mes en las Grandes Ligas.

Tres relevistas de los Marlins completaron la faena de seis imparables, para beneplácito de buena parte de los 27.127 espectadores que se congregaron en el graderío. Es la tercera mayor concurrencia en el parque de Miami durante esta campaña.

Los Dodgers cayeron a una foja de 25-5 desde la pausa por el Juego de Estrellas y sufrieron apenas su tercera derrota en sus últimos 22 compromisos como visitantes. El domingo, vieron cortada una seguidilla de 10 triunfos, en Filadelfia.

El dominicano Juan Uribe bateó de 3-3 contra Fernández, además de anotar una carrera y remolcar otra, con un doblete. Sin embargo, los Dodgers se fueron de 7-0 ante el novato cuando había corredores en posición de anotar.

Hyun-Jin Ryu (12-4), otro novato destacado, admitió tres carreras en siete entradas y un tercio, y cayó por primera vez en sus últimas ocho aperturas.

El dominicano Hanley Ramírez, cedido por los Marlins durante su pésima campaña de 2012, fue abucheado cada vez que tuvo un turno al bate. Se fue de 4-0 y se ponchó en dos ocasiones.

En otros encuentros de la Liga Nacional, los Piratas de Pittsburgh vencieron 3-1 a los Padres de San Diego, con triunfo del dominicano Francisco Liriano (14-5) y jonrón de su compatriota Pedro Álvarez (31);los Rojos de Cincinnati superaron 5-3 a los Diamondbacks de Arizona, con el 31er salvamento del cubano Aroldis Chapman, y los Filis de Filadelfia se impusieron 5-4 a los Rockies de colorado, con jonrón del panameño Carlos Ruiz.

Además, los Cardenales de San Luis derrotaron 8-5 a los Cerveceros de Milwaukee, y los Cachorros de Chicago apalearon 11-1 a los Nacionales de Washington.

Si de palizas se trata, en la Liga Americana hubo una de antología.

El cubano Leonys Martin y el venezolano Elvis Andrus anotaron tres veces cada uno durante un racimo de 11 carreras, el más abultado en las mayores en esta campaña, lo que bastó para que los Rangers apabullaran 16-5 a los Astros de Houston.

Martin encauzó la ofensiva despiadada de los Rangers en el tercer inning, al embasarse en un choque de bola. Es la undécima ocasión en que Martin conecta un sencillo en toque, la mayor cifra en las Grandes Ligas.

Andrus pegó después un sencillo y tanto él como Martin anotaron con un hit de A.J. Pierzynski. Los dos volvieron a embasarse y a rayar antes de que los Astros sacaran el tercer out.

Los nueve bateadores de los Rangers anotaron en el tercer acto, en el que desfilaron 15 toleteros por el plato, para acumular siete hits — seis sencillos y un doble_. Incidieron también en la debacle dos errores de Houston, tres boletos y un toque de sacrificio.

Sólo cinco de las 11 carreras fueron limpias.

El último equipo de las mayores que había logrado un racimo semejante fue San Luis, que anotó 12 carreras en la séptima entrada del juego del 21 de julio de 2012, para apabullar 12-0 a los Cachorros de Chicago. La vez anterior que Texas rayó 11 veces en un inning fue en el quinto del duelo del 26 de septiembre de 2009, una victoria por 15-3 contra Tampa Bay en Arlington.

Los Rangers, líderes de la División Oeste de la Liga Americana, han ganado 12 de sus últimos 13 encuentros contra Houston (41-83). En su primer año en la Liga Americana, los Astros están ahora a 30 juegos y medio de la punta divisional.

En otros juegos del Nuevo Circuito, los Rays de Tampa Bay se impusieron 4-3 a los Orioles de Baltimore, con el 28vo salvamento del dominicano Fernando Rodney; los Atléticos de Oakland superaron 2-1 a los Marineros de Seattle, y los Indios de Cleveland doblegaron 5-2 a los Angelinos de Los Ángeles.

En los interligas de la jornada, los Mets de Nueva York doblegaron 6-1 a los Mellizos de Minnesota, y los Medias Rojas de Boston blanquearon 7-0 a los Gigantes de San Francisco.