El mediador internacional para Siria Lajdar Brahimi dio hoy la bienvenida al anuncio de una reunión bilateral entre Estados Unidos y Rusia para abordar la crisis en ese país.

Al encuentro, que se celebrará "pronto" en La Haya, no está previsto que participe el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria.

"Pero el señor Brahimi está en permanente contacto con las autoridades rusas y estadounidenses", indicó la oficina del portavoz de la ONU en un comunicado.

También está previsto que se celebre otro encuentro para seguir con los preparativos de una cumbre internacional en Ginebra, "en un lugar y una fecha aún por determinar", añadió Naciones Unidas.

El viceministro ruso de Exteriores, Guennadi Gatílov, dijo el lunes que se reunirá la próxima semana en La Haya con la subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos de EE.UU., Wendy Sherman.

"El objetivo es verificar nuestras posturas sobre la organización de la conferencia. Discutiremos todos los aspectos relacionados con su convocatoria", dijo Gatílov a la agencia rusa Interfax.

Moscú y Washington, al igual que la oposición siria, han sido incapaces, tras muchos intentos, de ponerse de acuerdo sobre los términos para acudir a la conferencia de Ginebra.

Fue también en Ginebra, en junio de 2012, donde el Grupo de Acción para Siria adoptó una declaración que se ha convertido en la base del consenso internacional sobre cómo solucionar la crisis.

Esa solución propone crear una "entidad de gobierno transitoria", con todos los poderes ejecutivos y que conduzca la transición política en Siria hasta la celebración de elecciones libres.

El régimen sirio acepta acudir a la cita de Ginebra mientras la oposición insiste en que solo lo hará para negociar un gobierno de transición "sin Bachar al Asad y con plenos poderes ejecutivos".

Desde que se inició la guerra civil en Siria, en marzo de 2011, han muerto más de 100.000 personas y casi 7 millones necesitan ayuda humanitaria de emergencia, según las últimas cifras de la ONU.