El Manchester City encontró muy pronto su nivel de juego en la Liga Premier, al conjuntar potencia y refinación para aplastar el lunes 4-0 al Newcastle, en el debut oficial del chileno Manuel Pellegrini como estratega de un club que ha dejado claras sus ambiciones desde el comienzo.

Frente a un equipo que se quedó con 10 hombres, el Man City se ensañó y envió un mensaje enfático a sus rivales en pos del título.

El marfileño Yaya Toure anotó el mejor de los tantos en el Etihad Stadium, al cobrar con precisión milimétrica un tiro libre a los 50 minutos. Su gol se sumó a los logrados en el primer tiempo por el español David Silva y por el argentino Sergio Agüero, y al conseguido en las postrimerías por el francés Samir Nasri, quien entró de cambio.

Fue una actuación redonda del Man City, y una respuesta a las victorias claras conseguidas por el Manchester United y el Chelsea en el primer fin de semana de la campaña. La competencia por el título se antoja así interesante en esta temporada, entre los tres clubes.

Y ante semejantes potencias, la campaña es poco auspiciosa para el Newcastle, que jugó el segundo tiempo con un hombre menos, por la roja directa a Steven Taylor, quien lanzó un golpe contra el "Kun" Agüero en los descuentos de la primera mitad.

El técnico Alan Pardew no contó en el plantel con su volante protagónico, el francés Yohan Cabaye, por quien el Arsenal habría presentado una oferta de 10 millones de libras (15,65 millones de dólares). La pésima jornada de los visitantes resultó aun peor ante la lesión del mediocampista argentino Jonás Gutiérrez, quien abandonó el engramado renqueando por un problema en el muslo izquierdo.

También el City tuvo problemas por lesiones. El capitán belga Vincent Kompany dejó el partido a los 70 minutos.

Por lo demás, fue una noche perfecta para el cuadro de Pellegrini, que jugó con una fluidez rara vez observada en los últimos días de su antecesor Roberto Mancini.

Pellegrini, con su carácter sereno, ha optado por una presencia discreta desde junio, cuando llegó procedente del Málaga. El club cerró pronto sus fichajes para la campaña, que totalizaron unos 90 millones de libras (140 millones de dólares) para dar tiempo de que el plantel se conjuntara.

Al menos en el primer encuentro, esa cohesión fue evidente.