La Iglesia católica de Honduras abogó hoy porque las elecciones generales de noviembre próximo cuenten con observadores extranjeros, pero pidió que éstos no tengan facultad de "intervenir" en los comicios ni de "promover" candidatura alguna.

El editorial del semanario católico Fides, publicado este domingo, destacó que los comicios hondureños deben ser vigilados tanto por observadores locales como internacionales, pero éstos últimos no deben tener "facultades de intervenir en las decisiones que se tomen en las mesas electorales".

Además, el órgano de difusión de la Iglesia católica subrayó que no se debe permitir que los observadores extranjeros lleguen a Honduras con "el plan de promover a determinada organización política".

Los resultados electorales, según el editorial de Fides, "sólo deben reflejar la voluntad soberana del pueblo hondureño".

"Para que las elecciones fortalezcan el sistema democrático es necesario que concurran una participación ciudadana amplia y que el resultado de la votación sea transparente", acotó el semanario.

Añadió que para lograr elecciones transparentes es necesario "una ciudadanía comprometida con el destino de la nación y un sistema de supervisión electoral responsable, imparcial y honesto".

Las elecciones generales en Honduras se celebrarán el próximo 24 de noviembre con la participación, por primera vez, de nueve partidos.

En los comicios, que serán los novenos desde que el país retornó a la democracia, en 1980, tras casi 20 años de regímenes militares, participarán el oficialista Partido Nacional (PN), el Partido Liberal (PL), el Frente Amplio Político Electoral en Resistencia (Faper), el Anticorrupción y el Libertad y Refundación (Libre).

Completan la lista los partidos Alianza Patriótica Hondureña (APH), el Innovación y Unidad-Social Demócrata (PINU-SD), el Demócrata Cristiano (PDC) y Unificación Democrática (UD).

En Honduras compiten por la Presidencia del país Juan Orlando Hernández, por el PN; Xiomara Castro (esposa del expresidente Manuel Zelaya), del Libre; Mauricio Villeda, de PL; y Orlen Solís, del PDC.

También se presentarán como candidatos Andrés Pavón por la alianza entre el Faper y UD; Jorge Aguilar, de PINU-SD; Salvador Nasralla, del Partido Anticorrupción, y el general retirado Romeo Vásquez Velásquez, por la APH.

En las elecciones serán elegidos el presidente de la República, tres vicepresidentes, 128 diputados al Congreso Nacional, 20 al Parlamento Centroamericano con sus respectivos suplentes y 298 corporaciones municipales.

La Iglesia católica pidió a los hondureños que ejerzan el sufragio "de manera responsable, con conocimiento cierto de las propuestas (de los candidatos), sus contenidos y sus fines".

Además, dijo esperar que las elecciones sean "una verdadera fiesta cívica y que promuevan un clima de unidad y entendimiento entre todos los hondureños".

Para la Iglesia, la mayor importancia que tendrán los comicios es "la afirmación del sistema democrático hondureño", único que asegura la participación de los ciudadanos en las opciones políticas.

"La democracia es el único sistema que garantiza a los gobernados la oportunidad de escoger y supervisar a sus propias autoridades", enfatizó el semanario católico.