El gobierno brasileño manifestó el domingo preocupación por la detención durante nueve horas en Gran Bretaña de su ciudadano David Miranda, compañero del periodista estadounidense Glenn Greenwald, quien reveló el esquema de espionaje internacional de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) norteamericana.

El ministerio brasileño de Relaciones Exteriores emitió una nota en que se quejó de que se trata "de una medida injustificable por involucrar a un individuo contra el cual no pesa ninguna acusación".

La nota señaló que Miranda fue detenido durante nueve horas en el aeropuerto londinense de Heathrow, al que llegó en tránsito desde Alemania, y se le mantuvo incomunicado con base en leyes de combate al terrorismo. Según el gobierno, el brasileño no cometió ninguna acción que justifique el uso de tal legislación.

"El gobierno brasileño espera que incidentes como el registrado hoy (domingo) contra el ciudadano brasileño no se repitan", agregó la nota.

No fue posible obtener un comentario de la embajada británica en Brasilia debido a que estaba cerrada por ser domingo.

Greenwald, en un comentario publicado en el sitio de internet del diario The Guardian, escribió que las autoridades británicas le quitaron a Miranda su teléfono celular, computador portátil, varios pen drive y otros objetos.

"Esto es obviamente una profunda escalada en sus ataques contra el proceso de colección de noticias y el periodismo", escribió Greenwald.

Agregó que perseguir y detener fuentes y periodistas es bastante grave, pero "comenzar a detener a familiares y seres queridos de los periodistas es simplemente despótico".

Reportajes publicados por Greenwald en The Guardian y el diario brasileño O Globo dieron a conocer documentos recogidos por el ex agente de la NSA Edward Snowden sobre el esquema de intercepción de comunicaciones electrónicas y telefónicas de ciudadanos en todo el mundo.