El fantasma del dopaje sigue presente en la actualidad del béisbol profesional de las Grandes Ligas después que la oficina del comisionado Bud Selig anunció hoy la suspensión por 105 partidos del jugador de cuadro dominicano Miguel Tejada, de los Reales de Kansas City.

De acuerdo a las Grandes Ligas, Tejada dio positivo al uso de anfetaminas, lo que viola la política del programa antidopaje que está establecido en el convenio colectivo y por lo tanto el veterano pelotero dominicano no podrá recibir compensación económica.

Tejada, de 39 años, bateaba .288 en 53 partidos y se había quedado con el puesto de intermedista regular de los Reales desde el descanso del Juego de Estrellas hasta el pasado sábado, cuando se lastimó la pantorrilla derecha en una jugada defensiva.

Los Reales colocaron a Tejada en la lista de lesionados por 15 días y más tarde lo pasaron a la de 60, lo que significó que no volverá a jugar más en lo que resta de temporada.

Aunque esta es la primera violación de Tejada al programa antidopaje de las ligas mayores, anteriormente, su nombre ha sido relacionado al uso de sustancias prohibidas.

Cuando fue suspendido en el 2005, el cubano Rafael Palmeiro acusó a Tejada, entonces su compañero en los Orioles de Baltimore, de haberle suministrado unas vitaminas que activaron el positivo.

El dominicano negó los alegatos argumentando que lo único que dio a Palmeiro fueron algunas inyecciones de vitaminas B-12.

Tejada, además, fue mencionado en el Informe Mitchell del 2007 --un estudio ordenado por las Grandes Ligas al exsenador demócrata George Mitchell para evaluar el uso de sustancias en el béisbol-- basándose en el testimonio de Adam Piatt, un excompañero de Tejada en Oakland.

En su carrera de 16 años, Tejada batea .285 con 307 jonrones y 1.307 carreras impulsadas con Oakland, Baltimore, Houston, San Francisco, San Diego y Kansas City. Ha sido seleccionado seis veces al Juego de Estrellas y ganó el premio Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana en el 2002.

Las Grandes Ligas hace dos semanas suspendieron a 14 jugadores por su relación con la ahora cerrada clínica Biogénesis, de Miami, que entregaba sustancias prohibidas a los peloteros aunque estaba registrada como especializada en técnicas de rejuvenecimiento.

El antesalista dominico-estadounidense Alex Rodriguez, de los Yanquis de Nueva York, apeló una sanción de 211 partidos, la más alta impuesta en la historia del béisbol profesional, y se mantiene en el terreno mientras un árbitro independiente revisa su caso.

Todos los otros sancionados aceptaron su castigo sin apelar, incluido el estadounidense Ryan Braun; el nicaragüense Everth Cabrera; los venezolanos Francisco Cervelli, Jesus Montero y Sergio Escalona, y los dominicanos Nelson Cruz, Jhonny Peralta, Antonio Bastardo, Jordany Valdespin, César Puello, Fernando Martínez, Fautino De Los Santos y Jordan Norberto.

Incluyendo a "A-Rod", nueve de los 14 jugadores suspendido por el escándalo Biogénesis son dominicanos. De acuerdo a datos de la oficina del comisionado, también son quisqueyanos 15 de los 44 que han sido suspendidos en las ligas menores en el 2013. Con Tejada, esa lista aumentó.

Ahora la suspensión de Tejada es la tercera más grandes sólo superada por la de Rodríguez y la que le impusieron al exrelevista Steve Howe de 119 partidos, en 1992.

De acuerdo a la información ofrecida por Yahoo Sports! la suspensión a Tejada se estableció después de haber dado positivo por dos veces al consumo de la anfetamina llamada Adderall.

En el 2009, Tejada se convirtió en el primer pelotero de elite que fue encontrado culpable de un crimen relacionado con la era del consumo de esteroides en el béisbol al admitir que mintió al Congreso durante una audiencia sobre el consumo de sustancias prohibidas.

El acuerdo con los fiscales que trabajaban en la acusación contra el exlanzador Roger Clemens impidió que Tejada tuviese que ir a la cárcel, pero esta vez no ha podido evitar una suspensión que puede significar el final de su carrera profesional.