El dominicano Alfonso Soriano sigue jugando con bate de poder y productivo y al remolcar cuatro carreras igualó marca histórica de las Grandes Ligas.

Soriano pegó jonrón y remolcó cuatro carreras para darle a los Yanquis de Nueva York un triunfo por paliza de 10-3 sobre los Medias Rojas de Boston.

Los Yanquis ganaron por quinta ocasión en los últimos seis juegos y enviaron a los Medias Rojas a su tercera derrota consecutiva.

Soriano (8) mandó la pelota a la calle en el tercer episodio, con dos compañeros en los senderos, y llegó a 18 remolcadas en una racha de cuatro juegos para empatar marca de las mayores.

El dominicano enfrentó al abridor venezolano Félix Doubront y la desapareció la pelota del campo cuando el lanzador buscaba el primer out del episodio.

Soriano empató marca de las Grandes Ligas al remolcar su carrera número 18 en cuatro juegos.

Con sus décimo octava impulsada, el dominicano se une a otros cinco jugadores que han conseguido la marca, incluidos el dominicano Sammy Sosa en el 2002; Joe DiMaggio, en 1939; ony Lazzeri, en 1936; Lou Gehrig, en 1930, y Jim Bottomley, en 1929.

El guardabosques cubano Yoenis Céspedes también se voló la barda para los Atléticos de Oakland, que vencieron 3-2 a los Indios de Cleveland.

Céspedes (20) pegó batazo de cuatro esquinas en el primer episodio, sin corredores en el camino, cuando había dos outs, y lo hizo ante los lanzamientos del abridor Justin Masterson.

El guardabosques venezolano José Tabata pegó jonrón de dos carreras y llevó a los Piratas de Pittsburgh a un triunfo por 6-2 sobre los Diamondbacks de Arizona.

Tabata (4) conectó de cuatro esquinas en el octavo episodio, con un corredor en el camino.

El venezolano enfrentó al cerrador J.J. Putz y lo descontroló con su poder en el bate al sacar la pelota llevando a un compañero en el camino para los Piratas.

El receptor venezolano José Lobatón pegó triple remolcador de la carrera de la diferencia en el noveno episodio y llevó a los Rays de Tampa Bay a una victoria por 5-4 sobre los Azulejos de Toronto.

Lobatón conectó imparable de tres almohadillas a lo profundo del jardín derecho para llevar a la registradora al parador en corto cubano Yunel Escobar.

El cerrador dominicano Fernando Rodney (5-3) lanzó un episodio para acreditarse la victoria al permitir dos imparables.

También en el montículo el abridor colombiano José Quintana trabajó poco más de seis episodios y permitió a los Medias Blancas de Chicago conseguir un triunfo por 5-2 sobre los Mellizos de Minnesota.

Quintana (7-4) trabajó seis entradas y dos tercios, permitió seis imparables, un jonrón, dos carreras, dio dos pasaportes y retiró a siete por ponche.

El colombiano enfrentó a 28 enemigos con 114 lanzamientos, 72 a la zona perfecta del "strike" para dejar en 3,66 su promedio de efectividad.

El abridor dominicano Juan Nicasio trabajó seis episodios y tuvo el apoyo de cuatro cuadrangulares para llevar a los Rockies de Colorado a un triunfo por 6-3 sobre los Orioles de Baltimore, que sumaron su cuarta derrota seguida.

Nicasio (7-6) trabajó seis episodios, permitió cuatro imparables, un jonrón, dos carreras, dio cuatro bases y ponchó a dos para acreditarse el triunfo.

El lanzador enfrentó a 25 enemigos con 95 lanzamientos, 56 de ellos fueron perfectos para dejar en 4.94 su promedio de efectividad.

En el ataque el bateador designado dominicano Wilin Rosario (17) pegó cuadrangular para los Rockies.

Rosario (17) se voló la barda en el séptimo episodio con un corredor en el camino.

El dominicano superó la serpentina del abridor taiwanés Wei-Yin Chen al sacar la pelota por todo lo alto del jardín derecho.

El relevo dominicano Sandy Rosario se acreditó el triunfo de los Gigantes de San Francisco, que vencieron 14-10 a los Marlins de Miami.

En el ataque también participó el receptor venezolano Héctor Sánchez (2), que pegó cuadrangular.

Sánchez sacó la pelota en el cuarto episodio llevando a dos corredores por delante sobre los lanzamientos del abridor Nate Eovaldi, sin outs en el episodio.

La victoria se la apuntó Rosario (3-0) en dos entradas, permitió un imparable y regaló un pasaporte.