Aún lejos de su mejor forma, Usain Bolt ganó otra carrera sin sofocos y está a un paso de un nuevo triplete en las grandes citas del atletismo.

Por tercera edición consecutiva, el jamaiquino conquistó el título mundial de los 200 metros y lo hizo sacando el pie del acelerador al llegar a la meta.

El campeón de los 100 metros clavó 19.66 segundos. La medalla de plata fue para su compatriota Warren Weir con 19.79 y el estadounidense Curtis Mitchell se llevó el bronce con 20.04.

La última tarea pendiente para Bolt en Moscú será el domingo, en el cierre del Mundial, al buscar el oro en el relevo 4x100. De hacerlo, se unirá a Carl Lewis y Michael Johnson dentro de un selecto club de atletas que han ganado ocho medallas de oro en esta justa.