Estados Unidos logró acortar distancias en la sesión matinal de la segunda jornada de la Soldheim Cup, la versión femenina de la Copa Ryder, pero por la tarde Europa volvió a poner las cosas en su sitio al hacer pleno de victorias que deja el marcador en un contundente 10.5-5.5 a su favor.

Si por la mañana el conjunto estadounidense ganó dos partidos y empató otro para situarse a un solo punto de las europeas, por la tarde el dominio de las representantes del Viejo Continente, con las españolas en estado de gracia, fue abrumador.

Así, Jodi Ewart y Charlet Hull sumaron el primer punto para Europa por dos arriba frente a Paula Creamer y Lexi Thompson, camino victorioso que las españolas Azahara Muñoz y Carlota Ciganda refrendaron ante Angela Stanford y Gerina Piller por uno arriba.

El tercer punto de la tarde se lo adjudicaron Caroline Masson y Caroline Hedwall, que se impusieron por 2 y 1 a las norteamericanas Michelole Wie y Jessica Korda, mientras que la española Beatriz Recari y la francesa Karine Icher pusieron la guinda al pastel al obtener el cuarto punto de la tarde por dos arriba frente a Cristie Kerr y Morgan Pressel.