Carlo Ancelotti afirmó el sábado que el Real Madrid se alejará de la filosofía de juego de su antecesor José Mourinho y tendrá un fútbol ofensivo y con la posesión del balón.

El técnico italiano debutará oficialmente en el banquillo blanco el domingo contra el Real Betis, tras llegar esta temporada para reemplazar a Mourinho, quien se caracterizó por jugar al contragolpe.

"Los principios del juego son ofensivos. Mi experiencia en otros equipos fue la misma porque los clubes en los que he estado así lo piden", expresó Ancelotti en rueda de prensa. "Es mejor presionar arriba porque la idea no es hacer contraataques sino jugar al fútbol y tener la posesión del balón. Tenemos jugadores con una calidad extraordinaria".

Ancelotti no se comprometió a tener en la portería a Iker Casillas, el capitán que perdió la titularidad la campaña pasada por lesión y luego decisión de Mourinho, quien prefirió a Diego López.

"Lo decidiré mañana", indicó el timonel. "Diego López empezó a trabajar antes que Casillas, pero para un portero el aspecto físico no es tan importante. Los dos lo han hecho muy bien. Iker hizo un gran partido contra el Chelsea y Diego frente al Inter. No es para mí una decisión fácil".

Ancelotti indicó que está contento con su plantel, pero que le daría la bienvenida al extremo galés Gareth Bale, del Tottenham, cuya llegada se comenta desde hace semanas.

"Los grandes jugadores hacen bien a un equipo. Nadie ha pedido el dorsal 11 y por eso está libre", señaló.

De otro lado, Ancelotti dijo que el zaguero Fabio Coentrao pidió irse del club.

Ancelotti indicó excluyó al lateral izquierdo de la convocatoria para el primer partido de la temporada de la liga española contra el Betis, porque el portugués "ha pedido salir".

El Madrid pagó por Coentrao 30 millones de euros (43 millones de dólares) en 2011 al Benfica.

"Coentrao ha pedido salir, pero mañana no jugará. Nada más. Todos los demás están contentos de estar aquí con nosotros", afirmó.