Cuidándose de un dolor en el pie derecho, Usain Bolt avanzó el viernes sin complicaciones a la final de los 200 metros y sigue su marcha por conquistar una segunda medalla de oro en este Mundial de atletismo.

Bolt ganó su serie de semifinales con 20.12 segundos, aunque en los últimos metros el astro jamaiquino se vio exigido ante el avance peligroso del sudafricano Anaso Jobodwana.

Tras ganar el domingo los 100 metros, Bolt acusó una molestia en el pie derecho. Pero no evidenció dificultades al dar sus zancadas sobre el tartán azul del estadio Luzhniki.

En Moscú, Bolt intenta ganar otros dos títulos mundiales: los 200 y el relevo 4x100. Si lo concreta, se unirá a Carl Lewis y Michael Johnson dentro de un selecto club de atletas que han ganado ocho medallas de oro en esta justa.

La incógnita es ver si la fatiga mina sus ambiciones. "Recibí tratamiento en los últimos cuatro (días), mucho tratamiento. Ahora mismo me siento bien", dijo Bolt tras la semifinal.

El más rápido de la ronda fue el estadounidense Curtis Mitchell con 19.77. Será el único de su país en la final, en la que intervendrán otro par de jamaiquinos, Nickel Ashmeade y Warren Weir.

En tanto, Luis Rivera le dio a México su primera medalla de su historia en pruebas de campo del Mundial al obtener el bronce en salto de longitud. El ruso Aleksandr Menkov se llevó la medalla de oro y el holandés Ignisious Gaisah la plata.

Más tarde, la estadounidense Allyson Felix va por su cuarto título mundial en los 200 enfrentando a Shelly-Ann Fraser-Pryce, la jamaiquina que puede completar el doblete de la velocidad femenina. Y el británico Mo Farah busca ganar los 5.000 metros para completar el doblete junto a los 10.000.

En la final de martillo, la rusa y campeona olímpica Tatyana Lysenko dijó un récord de los mundiales al revalidar su título con marca de 78,80 metros. La polaca Anita Wlodarczyk y la china Zhang Wenxiu se llevaron plata y bronce, respectivamente.