La colonial Plaza de Bolívar, en pleno centro de Bogotá, resultó hoy insuficiente para recibir a los miles de seguidores del cantautor panameño, Rubén Blades, quien ofreció un concierto de más de dos horas con el que abrió el XVI Festival Salsa al Parque.

La primera descarga estuvo compuesta por canciones clásicas como "Decisiones", "Amor y control", "Maestra vida" y "Pedro Navaja" y con ella Blades emocionó a sus seguidores que corearon cada uno de los temas mientras él acompaña con sus tradicionales maracas en las que estaba dibujada la bandera de Panamá.

Un fuerte aplauso y un grito de euforia se escuchó cuando Blades saludó a Bogotá por sus 475 años, tras señalar que "ahora Bogotá está mucho mejor".

Durante la presentación el panameño hizo varios homenajes especiales, uno de ellos a Héctor Lavoe por quien cantó "El cantante", composición que hizo en su momento el panameño para regalarsela al boricua.

Blades también destacó al premio Nobel de Literatura colombiano, Gabriel García Márquez (1982), de quien dijo "es músico" y señaló que adaptó una interpretación del libro "Ojos de Perro Azul" en una de sus composiciones.

El clímax del concierto llegó con "Pedro Navaja" del clásico Álbum "Siembra" junto a Willie Colon, la canción que lo identifica y la que interpretó en coro con miles de aficionados que le pidieron una y otra vez que extendiera su repertorio para seguir gozando.

Antes de que Blades ocupara la gigantesca tarima estuvo la agrupación española La Mamba Negra, mientras que los cubanos NG La Banda, cerraron la noche de salsa en Bogotá.