El campeón América buscará seguir con su buen arranque de temporada cuando visite al Pachuca por la sexta fecha del torneo Apertura mexicano, que arranca el viernes con un par de encuentros.

Las Aguilas, que la temporada pasada acabaron con un ayuno de casi ocho años sin un cetro, tienen siete puntos y son sextas de la clasificación general, aunque todavía tienen un par de partidos pendientes.

América pospuso sus primeros dos encuentros de la temporada porque tenía a cinco seleccionados nacionales disputando la Copa de Oro.

"Debemos seguir con la misma humildad con la que se ha trabajado, no creo que exista la 'campeonitis', porque todos los jugadores estamos muy comprometidos y con las mismas ganas", dijo el volante Jesús Molina. "Vamos paso a paso, porque somos conscientes de que cada partido será una final".

Pachuca, en la segunda temporada de Gabriel Caballero como su entrenador, está un puesto arriba del América en la tabla general y ha desplegado un buen fútbol.

"Va a ser un lindo partido, porque son dos rivales que juegan muy parecido y lo hacen a ganar, generando mucho ataque", dijo el delantero argentino del Pachuca, Fernando Cavenaghi. "América es el último campeón y el equipo a vencer en el torneo mexicano, pero nosotros tenemos lo nuestro".

También el sábado, Cruz Azul sale como claro favorito para obtener su segundo triunfo consecutivo cuando reciba al sotanero Atlante.

La "Máquina", que viene inspirada tras vencer 3-1 a Chivas, acumula siete puntos y es novena de la clasificación.

"Sabemos que todos los equipos tienen su grado de dificultad y Atlante no va a venir a regalarnos el partido", dijo el volante de los celestes, Pablo Barrera, quien piensa que los problemas con el descenso de los Potros de Hierro los vuelven más complicados. "Seguro vendrán a hacer bien las cosas y a jugarse la vida con nosotros".

Para el domingo, un desesperado Pumas recibe a León buscando salir de una mala racha que ya le costó el puesto al vicepresidente deportivo Alberto García Aspe.

Los universitarios sólo han sumado dos de 15 puntos posibles, su peor arranque desde el Apertura 2009, y la dirigencia cesó el lunes a García Aspe, quien tenía poco más de un año en el cargo.

"Hay un buen plantel, con calidad futbolística y ya no se deben dejar ir resultados. Todos estamos conscientes de la responsabilidad y el compromiso de estar aquí", dijo el volante Efraín Velarde. "Hemos vivido situaciones más complicadas que esta, y tenemos que volver a salir".

Otro equipo que no ha tenido un arranque óptimo de torneo es Chivas, que sólo ha ganado un partido y con cuatro puntos es 14to entre los 18 equipos del máximo circuito.

El Guadalajara, uno de los dos equipos más populares del país, viene de una temporada en la que fue penúltimo y hasta ahora la tendencia a la baja no se ha enderezado poniendo en riesgo el puesto del entrenador Benjamín Galindo, quien deberá sacar un triunfo ante el Puebla para no acabar con la inusual paciencia que ha mostrado hasta ahora el dueño del equipo, Jorge Vergara.

Vergara ha despedido a 17 entrenadores desde que compró a Chivas en 2002.

"Yo no dejo de trabajar y no dejo de pensar en que de un momento a otro podamos revertir esta situación", dijo Galindo. "Me siento con la capacidad de sacar el equipo adelante y los jugadores están comprometidos porque hemos quedado a deber, eso es muy cierto, ellos lo saben, pero tenemos la posibilidad de revertir esta situación"

En otros partidos: Veracruz-Querétaro, Monterrey-Tijuana, Chiapas-Toluca, Morelia-Atlas y Santos-Tigres.