La etapa del pívot brasileño Fab Melo con los Celtics de Boston llegó a su final después que hoy fue traspasado a los Grizzlies de Memphis a cambio del ala-pívot Donte Greene, que llega sin un contrato garantizado.

Los Celtics informaron que la salida de Melo, seleccionado con el número 22 en el sorteo universitario del 2012, les permitirá ponerse por debajo del tope salarial y de esa manera evitar el pago del impuesto de lujo.

Greene tiene establecido ganar un millón de dólares para la temporada del 2013-2014, pero su contrato no está garantizado y los Celtics le pueden dar de baja nada más llegar al equipo o después del campo de entrenamiento.

Los Celtics con la salida de Melo tendrán una plantilla que les costará por debajo de los 71,8 millones de dólares que está establecido como tope salarial, dado que ahora están 700.000 dólares por encima.

El jugador brasileño tiene un contrato garantizado de 1,3 millón de dólares.

Al margen de la reducción del coste de la nómina, los Celtics también se quedan sin un jugador que no cumplió con las expectativas que tuvieron con él cuando lo seleccionaron con un número tan alto.

Los directivos de los Celtics reconocen que se equivocaron porque Melo no ha progresado como esperaban, a pesar que el año pasado estuvo todo el tiempo en la Liga de Desarrollo con el equipo de los Red Claws de Maine.

Melo logró promedios de 9,8 puntos; 6,0 rebotes; 3,1 tapones y 26,2 minutos por partido para ser elegido dentro del Primer Equipo Defensivo de la liga y de los Novatos.

Pero el pasado mes, Melo no mostró progresos en la Liga de Verano de Orlando y consideran que necesita más tiempo para mejorar, algo que no pueden darle los Celtics, que desean tener un año de transición y reducir al máximo el coste de la nómina.

Además también seleccionaron en el pasado sorteo universitario al pívot Kelly Olynyk, que esta temporada jugará en Turquía y también ficharon al ala-pívot brasileño Vitor Faverani, que ha jugado en España, y podría tener la gran oportunidad de competir en la NBA si está listo.

Greene, que fue elegido con el número 28 en el 2008 y jugó cuatro con los Kings de Sacramento, pero no ha competido desde la temporada del 2011-2012, no tiene ninguna posibilidad de quedarse con los Celtics.