Mark Sutton, el paracaidista que dio vida al agente secreto James Bond en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, ha fallecido en un accidente ocurrido en los Alpes suizos, informan hoy los medios británicos.

El suceso se produjo este miércoles durante un evento de paracaidismo en el que Sutton participaba junto con otros diecinueve compañeros en Martigny (Suiza), cuando el especialista saltó de un helicóptero y se estrelló contra una colina rocosa.

Aunque la policía suiza aún se encuentra investigando las circunstancias de lo sucedido, se cree que el paracaidista, de 42 años, murió a consecuencia del impacto tras saltar a 3.300 metros de altura.

Mark Sutton intervino en una de las secuencias más memorables de la gala de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres el verano pasado cuando, doblando al actor británico Daniel Craig en su papel de agente 007, saltó al estadio olímpico desde un paracaídas junto a otra suplente que daba vida a la reina Isabel II de Inglaterra.

Gary Connery, quien durante el divertido "sketch" -uno de los momentos más recordados de la gala- saltó desde el helicóptero junto a Sutton, en el papel de la monarca británica, dijo al tabloide británico "The Sun" que había perdido a un gran amigo que era "inteligente y divertido".

"En cualquier deporte en el que compartes un vínculo común puedes hacer amigos que durarán para toda la vida. Mi relación con Mark era así", añadió el paracaidista al citado sensacionalista.

La ceremonia olímpica, que duró alrededor de tres horas, fue dirigida por el cineasta británico Danny Boyle y en ella intervinieron unas 10.000 personas.

El traje aéreo que vestía Sutton durante el accidente es una prenda especializada para la caída libre que actúa como un paracaídas y permite a los deportistas deslizarse en el aire a altas velocidades, según indican hoy varios diarios británicos.

Sutton y los otros diecinueve paracaidistas que participaban en el evento están considerados como de los mejores de esta disciplina, y habían sido invitados por una empresa encargada de realizar películas de deportes de alto riesgo.