La liga española del Barcelona de Neymar, Lionel Messi y Gerardo Martino, y del Real Madrid de Cristiano Ronaldo y Carlo Ancelotti arranca el sábado con duelos de altura, aunque el plato fuerte se servirá el domingo con el debut de los dos gigantes ante sus respectivas aficiones.

El Barsa de Martino se estrenará primero contra el Levante en el estadio Camp Nou, y seguirá el Madrid-Betis, en que el proyecto de Ancelotti se someterá al examen del Santiago Bernabéu.

Será la primera ocasión en tres temporadas en que no suene por megafonía el nombre de José Mourinho, el técnico partido al Chelsea londinense al final de la pasada campaña, cerrada sin títulos para el club blanco.

Pese a la dura competencia presentada por Diego López, sí volverá al arco el internacional Iker Casillas tras ser menospreciado por Mourinho, al igual que el central Pepe, titular junto a Sergio Ramos por la lesión de Raphael Varane.

El nuevo Madrid ha ofrecido un fútbol de mayor caudal ofensivo que el desplegado por su antecesor y, entre la baja del recién fichado Asier Illarramendi y el poco rodaje de Xabi Alonso, es muy probable que Ancelotti dé continuidad al brasileño Casemiro en la medular, una de las sorpresas agradables de la pretemporada.

Arriba, flanqueado por los creativos Mesut Oezil, Luca Modric e Isco Alarcón, Cristiano Ronaldo seguirá ejerciendo de líder del ataque.

Cristiano, segundo máximo goleador del torneo anterior por detrás de Messi, llega en forma tras sumar seis tantos en pretemporada y otro más el miércoles con Portugal para evitar la derrota frente a Holanda.

No jugó Messi el amistoso entre Italia y Argentina por sobrecarga muscular, pero "La Pulga" estará a punto para el debut liguero junto a Neymar, el gran fichaje del año y, por ahora, el único del Barsa.

Mientras el Madrid sigue esperando por el galés del Tottenham Gareth Bale, el vigente campeón parece haberse contentado con el arribo del atacante brasileño, quien participó de la derrota de Brasil ante Suiza y querrá exhibirse ante el Betis.

Neymar y Messi apenas han disputado 57 minutos juntos por ahora, pero todo indica que Martino tirará de jerarquía y presentará una alineación con pocas sorpresas ante el Levante.

Pese a que el capitán Carles Puyol sigue recuperándose de su operación de rodilla, el fichaje de un central ya no parece tan prioritario y la única incógnita recae en quien ocupará el extremo derecho entre Christian Tello, Pedro Rodríguez y el chileno Alexis Sánchez, quien se reivindicó ante Irak con dos tantos y dos asistencias. Cesc Fábregas, recién superadas sus molestias físicas, apuntaría al banquillo.

La fecha arranca con la visita del Getafe a la Real Sociedad, que sufre una considerable plaga de lesiones, tampoco cuenta con el partido Illarramendi ni el técnico Philippe Montanier, sustituido por Jagoba Arrasate, pero sí con el mexicano Carlos Vela, consagrado finalmente en la primera división.

El nuevo Athletic de Bilbao de Ernesto Valverde echará a andar en Valladolid con la intención de recuperar el buen fútbol desplegado en la primera etapa del anterior técnico, el argentino Marcelo Bielsa. Emigrado el goleador Fernando Llorente, Beñat Etxeberría, ex del Betis, se presenta como alternativa, aunque los equipos de Valverde tradicionalmente inician a contrapié.

Las expectativas seguirán altas en el Valencia -Málaga. El alemán Bernd Schuster relevó en el banquillo malaguista al chileno Manuel Pellegrini y dirigirá un plantel mermado por las ventas mientras que, tras el adiós del goleador Roberto Soldado, el también debutante Miroslav Djukic entregó definitivamente las llaves del juego valencianista al argentino Ever Banega.

El ex del Barsa, David Villa, será la gran atracción del Sevilla-Atlético de Madrid, duelo de alto voltaje donde los visitantes, dirigidos por el argentino Diego Simeone, intentarán superar la marcha del colombiano Radamel Falcao y situarse entre la élite.

Osasuna y Granada completan la parrilla dominical, mientras que el Espanyol del mexicano Javier Aguirre visitará el lunes al Celta de Vigo.

Almería y Villarreal medirán sus fuerzas al cierre, y el otro recién ascendido, el Elche, enfrentará al Rayo Vallecano.