Con un contundente remate en la parte final, el irlandés Robert Heffernan evitó el miércoles un monopolio de la anfitriona Rusia en las pruebas de marcha del Mundial de atletismo, al proclamarse campeón en la extenuante competencia sobre 50 kilómetros.

Además, Luis Rivera estableció un hito para el atletismo mexicano al convertirse en el primero que se clasifica a una final en pruebas de campo al lograrlo en el salto de longitud.

La marcha comenzó poco después que un aguacero refrescó la zona aledaña al estadio Luzhniki y culminó en un soleado y húmedo mediodía moscovita. Hefferman conquistó su primer título en una de las grandes citas al emplear un tiempo de 3 horas, 37 minutos y 56 segundos.

"Me parece surreal, es una sensación muy bonita", dijo Hefferman. "Al ingresar al estadio me pude ver en la pantalla gigante y ahí me dije: 'Te ves bien... sigue que vas bien'. Así que seguí con el paso. Estoy extasiado".

El triunfo del irlandés de 35 años impidió que Rusia barriese con el oro en las marchas, luego que los dueños de casa acapararon los títulos sobre la distancia de 20 kilómetros.

La medalla de plata fue para el ruso Mijaíl Ryzhov, quien cruzó la meta con un retraso de 1:02 minutos. El australiano Jared Tallent, plata en los dos Juegos Olímpicos anteriores, se conformó con el bronce al llegar 2:07 minutos atrás.

Y lo más admirable fue el desempeño del español Jesús García Bragado, quien a sus 43 años completó la marcha en un duodécimo lugar. Campeón mundial hace dos décadas, García Bragado es el competidor de mayor edad en la justa de Moscú.

En el punto medio del Mundial, la jornada del miércoles sólo repartió el título de la marcha larga. Estados Unidos sigue al frente del cuadro de medallas con una cosecha de cuatro preseas de oro y 10 en total, seguido por Rusia con tres doradas y siete en total.

Además, en su debut mundialista, Rivera saltó 8,04 metros para entrar a la final del viernes próximo.

"Venía con mucha ansiedad y nervios, pero motivado", dijo Rivera, cuya marca de 8,46 conseguida el mes pasado es la mejor de los últimos dos años en el salto de longitud.

El líder de la eliminatoria fue el español Eusebio Cáceres con un brinco 8,25. A su vez, el estadounidense Dwight Phillips avanzó a la final con un registro de 7,95, su mejor del año, y peleará por conquistar un quinto título.

El británico y campeón Greg Rutherford, mermado por una lesión muscular, quedó eliminado con su marca de 7,87.

Las favoritas avanzaron en las eliminatorias de los 5.000 metros, encabezadas por la etíope Meseret Defar.

El Mundial no tendrá actividad la noche del miércoles.