Atrás quedan los peores años de la vida de Pete Doherty. Así lo considera el cantante británico, que a su paso por España -hoy actúa en Barcelona-, habló con Efe de su oscuro pasado y de un futuro que parece más brillante desde su nuevo hogar en París, después de huir de su patria.

"Me siento traicionado por mi país", declara el artista, que vivió años especialmente duros, con idas y venidas de la cárcel por sus continuos escarceos con las drogas y el foco mediático alumbrando cada detalle de su vida, más por sus escándalos y su pasada relación con la modelo Kate Moss, que por su música.

En su opinión, la nación de Reino Unido ha sido "traicionada", desde los tiempos de Margaret Thatcher hasta hoy, con David Cameron, que, según dice, "se ha convertido en algo así como el presentador de un programa de televisión de sobremesa".

Más tranquilo desde la Ciudad de la Luz, mira con alivio lo dejado atrás. Apunta que, de titular su momento actual con alguna de sus canciones, elegiría "Sheepskin tearaway", "porque habla de alguien que cree en otra persona sin importar las opiniones ajenas y dejar que el amor sea un factor decisivo, por encima de todo lo demás", explica.

Otra canción que podría retratar su estado vital, añade, es la de "Back from death" (de vuelta de la muerte). "Dios sabe que he hecho grandes sacrificios", cuenta.

Entre los episodios más crudos, se encuentra la muerte de su amiga Amy Winehouse, fallecida en 2011 tras ingerir una cantidad excesiva de alcohol. "Yo estaba en una situación especialmente complicada cuando sucedió, recién salido de la cárcel y era como un prisionero, no podía dejar mi casa, y eso que ella falleció a poco más de 800 metros", recuerda.

"Para ser sinceros, la última vez que nos vimos, ella no estaba bien. No la reconocí, me dio miedo y nos peleamos. No volvimos a hablar después de aquello", confiesa Doherty, que considera que pese a que ninguno pasaba por su mejor momento, estaban "en situaciones diferentes".

Al preguntarle sobre su salud, si se encuentra recuperado de sus adiciones, responde con un guiño a la lengua de su nuevo hogar: "Pas mal" ("no va mal", en francés).

Doherty actúa esta noche en Barcelona, en La (2) de la sala Apolo, después de actuar el pasado lunes en Madrid y demostrar que él solo es capaz de ofrecer un vigorizante "show".

Junto a él, su hermana mayor, Amy-Jo, su telonera en este periplo por España junto a la banda The Spangles y la auténtica "rebelde" de la familia. "Yo era bastante disciplinado y estudioso, siempre andaba con un libro entre las manos", asegura.

Entre sus autores favoritos, Miguel de Unamuno y Gabriel García Márquez, dos autores en lengua castellana, aunque su dominio del idioma esté bastante lejos del de su hermana, que reside en Madrid desde hace años.

En la capital española, además de ejercer como profesora, comenzó su aventura musical. "Al principio estaba obsesionada con que no dijeran que copiaba a mi hermano, pero ahora tengo más confianza en mí misma y no estoy tan preocupada", afirma ante el estreno de su primer EP, "Shake it!".

Doherty dice de él que "es un disco honesto", que le gusta el sonido y que cree que Amy-Jo tiene "un talento natural para la música".

También él está de estreno. Su nuevo disco con Babyshambles, "Sequel to the prequel", el primero desde "Shotter's nation" (2007), está listo para su lanzamiento a primeros de septiembre y anuncia que tiene previsto sumergirse inmediatamente en otro trabajo en solitario, tras "Grace/Wastelands" (2009).

"Estos seis años desde 'Shotter's nation' han pasado muy rápido. El sonido de 'Sequel to the prequel' sobre el escenario será el mismo, muy de rock and roll, pero en el estudio posee un sonido más comercial, más delicado", dice, subrayando esa palabra.

HASH(0xa28b268)

Javier Herrero.