La plataforma de perforación Ocean Saratoga, contratada por el consorcio estadounidense Noble Energy Ltd, llegó a Nicaragua para iniciar la exploración de un primer pozo petrolero en el Caribe nicaragüense, informaron hoy las autoridades.

"El objetivo de la perforación es comprobar la existencia de estructuras para la acumulación de hidrocarburo", señaló en un comunicado el ministro nicaragüense de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, leído por la primera dama, Rosario Murillo.

La plataforma de perforación Ocean Saratoga, que llegó el pasado lunes a Nicaragua, estará operando en el sitio conocido como Pozo Paraíso Sur 1, ubicado a 168 kilómetros del municipio de Bluefields, cabecera de la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), precisó.

El consorcio estadounidense proyecta excavar un pozo de 3.358 metros de profundidad para determinar la existencia de hidrocarburos en la zona, en un período de 90 días, detalló.

"En caso de confirmarse el recurso, se procedería a la perforación de un segundo pozo para comprobar la capacidad comercial del descubrimiento. Es decir, si hay una cantidad suficiente para comercializar", explicó el funcionario.

Agregó que la cartera que dirige dará seguimiento diario a los avances de esa perforación.

La vicepresidenta de Noble Energy Ltd, Susan Cunningham, anunció en junio pasado en Managua que invertirán de 90 a 335 millones de dólares en la perforación de un primer pozo petrolero de exploración en el mar Caribe nicaragüense, el cual comenzaría en agosto.

Cunningham explicó entonces que la empresa iniciaría la subfase de perforación exploratoria, tras haber determinado en una fase de exploración que existe un 25 % de probabilidad de hallar hidrocarburos en el Caribe nicaragüense con viabilidad comercial.

El Gobierno de Nicaragua otorgó, en abril de 2008, dos contratos de exploración y explotación de petróleo y reservas de gas natural en Caribe nicaragüense a la empresa estadounidense MKJ Exploraciones Internacionales S.A., socia de Noble Energy Ltd.

Esa compañía explorará en dos áreas ubicadas en esa plataforma marítima: en el banco Tyra, a 120 kilómetros al este-sureste de Bilwi, Caribe norte, y en el banco Isabel, a 170 kilómetros al noreste de Bluefields, Caribe sur.

Ambas áreas tienen una extensión combinada de cerca de 8.000 kilómetros cuadrados y el término del contrato para la exploración petrolera y reservas de gas natural es de seis años.

En caso de encontrar yacimientos petrolíferos suficientes para ser comercializados, el período de producción de la compañía estadounidense será de 30 años, con una inversión que oscilaría entre los 200 y 500 millones de dólares, según la corporación.

Los proyectos constan de tres fases e incluye estudios sísmicos, geológicos, perforación y desarrollo.

La firma estadounidense decidió aumentar sus inversiones en 2011, luego de que un estudio de levantamiento sísmico tridimensional advirtiera la presencia de petróleo en cantidades comerciales en la zona donde ahora harán las perforaciones.

Las autoridades nicaragüenses han expresado su confianza de que ese consorcio estadounidense encuentre "cantidades comerciales" de petróleo en el mar Caribe nicaragüense "para producción".