El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, afirmó hoy que la intención de su país es rebajar la tensión en el conflicto con la India por la región de Cachemira, reactivado en los últimos días por varias escaramuzas fronterizas.

"Tenemos que desactivar la tensión y reconducir la situación. Nuestro objetivo es la paz y para eso necesitamos más diplomacia", dijo Sharif en una comparecencia conjunta con el secretario general de la ONU, Ban-Ki Moon, de visita oficial en el país asiático.

El jefe de Gobierno paquistaní recordó ante el máximo responsable de Naciones Unidas que el de Cachemira es el contencioso abierto más antiguo en el foro multilateral, y pidió al organismo dirigido por Ban que "haga su papel" en la resolución de la disputa fronteriza.

"Será mi empeño explorar todas las vías para rebajar la tensión con la India, iniciar el diálogo y tratar todos los asuntos relevantes", recalcó Sharif, que también se refirió ante Ban al esfuerzo paquistaní por facilitar el diálogo en Afganistán.

El secretario general de la ONU evitó en su breve intervención referirse en detalle al conflicto de Cachemira y se limitó a afirmar que Naciones Unidas "da la bienvenida" a los esfuerzos del Ejecutivo local por "reforzar las relaciones con los países vecinos".

Ban mantuvo el discurso que ha marcado su visita a Pakistán, centrado en la importancia de la educación y el desarrollo y volvió a pedir, como hizo ayer, al Gobierno que priorice cuestiones como la educación, la igualdad de género o la lucha contra la pobreza.

La tensión en la disputada región de Cachemira, partida entre la India y Pakistán tras la descolonización británica y la creación de ambos estados en 1947, ha sufrido un notable incremento en los últimos días y ha puesto a prueba el alto el fuego firmado en 2003.

El Ejército paquistaní ha lanzado hoy la última de una ristra de acusaciones contra las tropas indias por el uso de artillería contra población civil en la porción de Cachemira bajo control de Pakistán.

Por su parte, la India ha atribuido a "especialistas del Ejército de Pakistán" un ataque transfronterizo que costó la vida de cinco soldados locales hace una semana, mientras que el bando paquistaní achacó luego a tropas indias la muerte de dos de sus soldados.

La India y Pakistán, dotados con el arma atómica, han librado desde 1947 dos guerras y otros conflictos menores por Cachemira, una de las regiones más militarizadas del planeta y la única de mayoría musulmana en el gigante indio.