La Corte Suprema de Justicia condenó a nueve años de prisión a un ex gobernador y coronel en retiro de la Policía que fue pieza fundamental en el operativo que terminó en diciembre de 1993 con la muerte del capo del narcotráfico Pablo Escobar, se informó el miércoles.

La determinación judicial recayó en el coronel en retiro Hugo Aguilar Naranjo, quien fue encontrado responsable del delito de concierto para delinquir, o la asociación de dos o más personas para cometer un número indeterminado de crímenes, dijo la oficina de prensa del alto tribunal.

Aguilar fue entre 2004 y 2008 gobernador del departamento de Santander, al noreste del país. Precisamente para acceder a ese cargo fue que, según la investigación de la Fiscalía, recibió apoyo de las bandas paramilitares para su campaña electoral.

Uno de los testimonios que más comprometió a Aguilar fue aportado por el ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso, quien aseguró que el otrora oficial recibió apoyo financiero para llegar a la gobernación de Santander de esos grupos de ultraderecha, que en Colombia están acusados de miles de homicidios.

Mancuso está preso en Estados Unidos desde mayo de 2008 por delitos relacionados con narcotráfico.

Aguilar, quien está detenido desde principios de julio de 2011 en La Picota, una cárcel del sur de Bogotá, fue integrante del llamado bloque de búsqueda para dar con Pablo Escobar, capo del cartel de Medellín y quien fue abatido por la policía en diciembre de 1993.

El hijo del coronel en retiro, Richard Aguilar, es el actual gobernador de Santander porque ganó las pasadas elecciones regionales de octubre del 2011.

A fines de 2006, la Corte Suprema y la Fiscalía iniciaron una vasta investigación para establecer los lazos entre la clase política y los paramilitares. A la fecha unos 70 políticos han sido procesados y condenados por tribunales, entre congresistas y gobernadores regionales.