Bosnia-Herzegovina y Estados Unidos se enfrentarán mañana, miércoles, en Sarajevo por primera vez en su historia en un partido amistoso, considerado uno de los encuentros más atractivos de esta pretemporada por medir sus fuerzas dos equipos que últimamente sólo logran éxitos.

La selección bosnia de Safet Susic no ha sufrido derrota desde hace un año y se encuentra en el 13º puesto en la lista de la FIFA, el mejor de su historia.

Por otro lado, los estadounidenses, encabezados por el exjugador alemán Jürgen Klinsmann, no saben de derrotas en los últimos once partidos.

Susic no podrá contar con el lateral derecho Mensur Mujdza, lesionado el pasado fin de semana en un partido con su equipo, el Freiburg, pero anunció el debut de Ermin Bicakcic, jugador del conjunto alemán Eintracht Braunschweig y que la temporada pasada fue nombrado mejor defensa de la segunda Bundesliga.

El técnico bosnio muestra un gran respeto por el rival estadounidense, al indicar que "tienen varios jugadores extraordinarios y también a un excelente seleccionador, gran jugador en su tiempo". "El partido contra ellos nos viene muy bien como una buena prueba frente a un fuerte rival", declaró Susic.

Aunque recientemente dijo que no convocaría al centrocampista del Guizhou Renhe chino Zvjezdan Misimovic, figura muy importante en la selección bosnia, finalmente sí lo ha incluido entre los convocados.

Sin embargo, no figuran en la lista varios jugadores que de momento no tienen club, y que hasta ahora solían ser convocados.

Por su parte, la selección de Estados Unidos tendrá en el primer partido amistoso de su historia que va a disputar frente a Bosnia-Herzegovina al rival europeo perfecto para preparar su vuelta al hexagonal de la Concacaf de clasificación al Mundial Brasil 2014.

De ahí que Klinsmann, tras el gran triunfo conseguido en la duodécima edición de la Copa Oro de la Concacaf con la llamada selección B, donde se proclamaron campeones, haya decidido llamar a todos los jugadores que militan en el fútbol europeo y mexicano, dejando fuera de la lista de 23 a Landon Donovan y Clint Dempsey.

Ambos serán las dos grandes ausencias del partido, aunque el seleccionador podría llamarlos para cuando lleguen los duelos frente a Costa Rica y México.

El grupo está mayoritariamente compuesto por jugadores basados en Europa, incluidos siete que están en Inglaterra y cinco en Alemania, mientras que cinco seleccionados juegan en Estados Unidos y México.

La gran novedad en la nómina es el joven delantero Aaron Johannsson, que tiene la doble nacionalidad de Estados Unidos e Islandia y juega en Holanda con el AZ Alkmaar.

Estados Unidos, decimonoveno en la clasificación mundial, su mejor posición en tres años, actualmente mantiene una racha récord de 11 partidos ganados que empezó el 2 de junio con una victoria de 4-3 contra Alemania.

HASH(0x88eac88)

Alineaciones probables:

Bosnia-Herzegovina: Begovic; Salihovic, Zukanovic, Spahic, Bicakcic; Zahirovic, Misimovic, Pjanic, Lulic; Ibisevic, Dzeko.

EEUU: Nick Rimando; Michael Parkhurst, Clarence Goodson, Matt Belser, DaMarcus Beasley; Kyle Beckerman, Stuart Holden; Alejandro Bedoya, Landon Donovan, Joe Corona; Eddie Johnson.

Estadio: Estadio olímpico de Sarajevo, el "Asim Ferhatovic".

Hora: 20.35 horas (18.35 GMT).