El Ejército paquistaní acusó hoy a tropas indias de romper repetidamente el alto el fuego en la llamada Línea de Control (LoC) que divide Cachemira y de lanzar fuego de artillería que causó anoche la muerte de un civil.

El fallecido, residente la aldea de Donga, fue identificado como Mohamed Zubair por el Ejército paquistaní en un comunicado, en el que también acusa a soldados indios de disparar esta madrugada "sin provocación previa" en diversos sectores de la LoC.

Este nuevo incidente agrava la escalada de tensión causada en los últimos días por el intenso cruce de acusaciones entre Pakistán y la India, que mantienen enormes contingentes militares estacionados en Cachemira.

Fuentes oficiales indias acusaron ayer a las tropas paquistaníes de violar repetidamente el alto el fuego y de causar heridas a un miembro de su guardia fronteriza en un puesto de control en la zona Kanachak.

La semana pasada, la India atribuyó a "especialistas del Ejército de Pakistán" un ataque transfronterizo que costó la vida de cinco soldados locales, mientras que desde Pakistán se achacó a tropas indias la muerte de dos militares paquistaníes.

Las escaramuzas entre las tropas desplegadas en la LoC son habituales, y a principio de año hubo varios enfrentamientos armados que provocaron la muerte de dos soldados indios y tres paquistaníes.

También se producen en ocasiones ataques de grupos insurgentes secesionistas cachemires o propaquistaníes en suelo indio, que según Nueva Delhi obtienen apoyo del aparato de seguridad de Pakistán.

Los incidentes de los últimos días llegan en un momento de tibio acercamiento entre las partes tras las elecciones que esta primavera auparon al conservador Nawaz Sharif a la jefatura del Gobierno paquistaní.

El aumento de tensión ha provocado señales de enfriamiento diplomático y fuentes de Exteriores paquistaníes citadas hoy por el diario local Express Tribune afirman que Islamabad estudia retirar a parte de su equipo diplomático en Nueva Delhi.

Fuentes militares citadas por el mismo medio incluso sugieren la posibilidad de que Pakistán aumente el número de tropas en la zona de Cachemira.

La India y Pakistán, poseedores ambos del arma atómica, han librado dos guerras y otros conflictos menores por Cachemira, una de las regiones más militarizadas del planeta y la única de mayoría musulmana en el gigante indio.

La partición del subcontinente en 1947 se realizó en base a criterios religiosos, de ahí que Islamabad reclame la soberanía de Cachemira.