La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostuvo hoy que no hay pruebas suficientes para afirmar que los camellos sean los responsables de la transmisión del Síndrome Respiratorio de Medio Oriente, conocido como nuevo coronavirus, a los seres humanos.

Un estudio dirigido por Chantal Reusken, del Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente en Bilthoven (Holanda), y publicado recientemente apuntaba a los camellos como posibles responsables del contagio de esta enfermedad detectada en humanos en el Golfo Pérsico, Francia, Alemania, Italia, Túnez y el Reino Unido.

"Damos la bienvenida a cualquier estudio que pretenda aportar luz sobre el síndrome del coronavirus, pero lo que el estudio sugiere es que el coronavirus o un virus similar ha infectado a una población de camellos y estos han producido anticuerpos", explicó en rueda de prensa el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic.

El equipo de Reusken reunió muestras de animales como camellos, dromedarios, vacas, ovejas, cabras y algunas otras especies relacionadas con dromedarios provenientes de diferentes países, entre ellos Omán, Holanda, España y Chile.

Mientras no se encontraron anticuerpos del coronavirus en 160 reses, ovejas y cabras provenientes de Holanda y España, los mismos fueron hallados en las 50 muestras de camellos de Omán.

El portavoz manifestó que primero es necesario asegurar que este coronavirus es el mismo que el que se ha detectado en humanos, para lo que será necesario encontrar el propio virus y no sólo los anticuerpos.

"Éste sería el primer paso a seguir para poder comprobar que realmente se trata de la misma enfermedad. Además, el estudio no muestra evidencias de la forma en la que se contagian los humanos", agregó.

El portavoz añadió que hasta el momento sólo hay evidencias del contagio de humanos a humanos y que "la mayoría de las personas que se contagiaron sin estar en contacto con otra persona infectada tampoco estuvieron en contacto con estos animales (camellos)".

Consideró que el estudio ofrece una pista sobre la dirección a seguir en las investigaciones, pero no demuestra cuál es la fuente del virus y tampoco el tipo de exposición que hace que los humanos se contagien.

El coronavirus ha provocado hasta el momento el fallecimiento de 46 personas de un total de 94 casos confirmados, la mayor parte en Arabia Saudí.