El gran triunfo logrado por el Real Madrid en el torneo "Guinness International Champions Cup", al proclamarse campeón, ha incrementado aun más el interés que había en San Luis (Misuri) para ver el sábado al equipo español cuando se enfrente en partido amistoso al Inter de Milán.

La delegación del Real Madrid ya se encuentra en la ciudad estadounidense, a donde viajó hoy desde Miami tras ganar la pasada noche 3-1 al Chelsea en la final del torneo, y los aficionados locales al deporte del fútbol están listos para no perderse la oportunidad de ver a dos grandes equipos europeos y sus figuras.

El Real Madrid, que cerrará su gira de pretemporada por Estados Unidos con el partido frente al Inter, llega por primera vez en su historia a San Luis, y hay un gran entusiasmo por ver a las figuras del equipo español, que estará al completo.

La única ausencia será la del ruso Cheryshev, que recibió permiso para viajar desde Miami hasta Londres, donde se reunirá con la selección de su país, que dirige el italiano Fabio Capello, y que el próximo miércoles juega contra la de Irlanda del Norte.

Un gran número de aficionados locales ya tuvieron la oportunidad de ver a los jugadores del Real Madrid, que por la tarde se entrenaron en las instalaciones de la Universidad de San Luis.

De acuerdo a la programación del equipo, la plantilla del Real Madrid tiene previsto entrenar también mañana, viernes, en el mismo escenario, y el sábado a la una de la tarde, hora local, (20:00 hora española) disputar el partido frente al Inter, en el Edward Jones Dome, el campo propiedad de los Rams de San Luis, de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Nada más concluir el partido, la expedición del Real Madrid viajará de regreso a España para centrarse en la competición de liga que comenzará el próximo 18 de agosto cuando se enfrente al Betis.

Aunque no todos los jugadores regresarán a España, ya que los que sean elegidos por Vicente del Bosque para formar parte de la selección nacional viajarán directamente a Ecuador para el amistoso del próximo miércoles.

El Madrid, que está invicto en lo que va de pretemporada, y tiene marca de 3-0 en los partidos disputados en la gira por Estados Unidos, desea concluirla sin conocer la derrota, pero sobre todo sin que haya lesiones entre los jugadores.

Además, Ancelotti se muestra muy satisfecho por el rendimiento deportivo que ha tenido el equipo y por haber recuperado a jugadores como el defensa francés Raphaël Varane y a Xabi Alonso.

El centrocampista internacional español se encuentra en la recta final de su recuperación tras la operación a que se sometió durante el descanso veraniego y la nueva incorporación Illarramendi, que sufrió una lesión muscular el pasado 24 de julio en el amistoso ante el Lyon, se mantiene de baja.

Sin embargo, el equipo de preparadores del Real Madrid espera que en los próximos días ya se reincorpore también al grupo y comience el campeonato de liga con normalidad.

Mientras, los organizadores del partido entre el Real Madrid y el Inter esperan que el duelo genere una asistencia que puede superar los 50.000 espectadores.

Los aficionados locales agotaron las entradas (48.000) para el partido que el pasado 24 de mayo disputaron el Manchester United y el Chelsea (4-3), en el Busch Stadium, estadio de béisbol, que fue escenario por primera vez en su historia de un partido de fútbol.

Se espera que de nuevo la región de San Luis se beneficie de unos ingresos económicos de más de dos millones de dólares con la estancia de ambos equipos.

De acuerdo al "St. Louis Business Journal", el partido de fútbol en el Busch generó unos ingresos económicos para la región de dos millones de dólares, que esperan sean superiores con la presencia del Real Madrid y el Inter, ya que el campo del Edward Jones Dome también tiene un aforo mayor (66.000 espectadores).

Desde que se conoció la llegada del Real Madrid y la confirmación que estará con todas sus estrellas, encabezadas por el portugués Cristiano Ronaldo, la venta de entradas ha sido todo un éxito, de acuerdo a los organizadores del partido.

Nada más concluir el encuentro entre el Real Madrid y el Inter, los seguidores de los Cardenales de San Luis, equipo del béisbol profesional de la Liga Nacional, que marcha segundos en la División Central, jugarán en el Busch Stadium contra los Cachorros de Chicago.