Otra ronda para el mánager de los Bravos de Atlanta, el cubano Fredi González, quien ha aprendido que una racha ganadora puede ser algo difícil de tragar.

Los Bravos hilaron el miércoles su 13er triunfo al vencer 6-3 a los Nacionales de Washington para completar una barrida de tres partidos y tomar una asombrosa ventaja de 15 juegos y medio en la división Este de la Liga Nacional.

Ahora González tendrá que seguir bebiendo.

Resulta que la racha comenzó el día que el coach del bullpen, el venezolano Eddie Pérez, le dio por primera vez al mánager una especie de bebida proteínica. González detesta el sabor, pero no puede dejar de beberla ahora que su equipo está enrachado.

Como era de esperarse, se tomó el bebistrajo en la banca un par de horas antes del partido del miércoles.

"Podrían estarme dando heces. No sé qué sea", dijo González. "Pero la he estado tomando por 13 días consecutivos. Somos supersticiosos, tú sabes".

Quizá también haya algunos tréboles de cuatro hojas guardados en la casa club, por la manera como han estado jugando los Bravos. Aunque tienen mucho camino por recorrer antes de asegurar matemáticamente su coronación divisional, esta semana ha sido un momento decisivo que sólo podría ser arruinado por un colapso monumental.

"Estamos aquí para quedarnos", dijo el primera base Freddie Freeman.

Jason Heyward conectó un sencillo y Justin Upton un doble en la octava entrada que le rindió tres carreras a Atlanta, y el abridor de los Bravos Kris Medlen (9-10) permitió tres carreras y tres imparables en siete episodios. Craig Kimbrel trabajó la novena para su 36to rescate, luego de salir de un atolladero con las bases cargadas.

Los Nacionales perdieron su cuarto encuentro consecutivo y el octavo en nueve partidos. Los campeones divisionales defensores sólo anotaron seis carreras en los tres partidos de la serie y están perdiendo la esperanza de tener una ruta alterna a la postemporada, ya que cayeron a nueve juegos de la foja necesaria para el wild card.

"Hay mucho terreno por recuperar, pero uno nunca sabe lo que puede pasar en este juego", dijo el mánager de los Nacionales Davey Johnson.

Mientras tanto, la buena noticia para el estómago de González es que los Bravos descansan el jueves antes de abrir una hilada de partidos en casa.

"Al menos", dijo González, "mañana descanso de las bebidas".

En otros encuentros de la Liga Nacional, los Cachorros de Chicago vencieron 5-2 a los Filis de Filadelfia; los Piratas de Pittsburgh 4-2 a los Marlins de Miami; los Mets de Nueva York 5-0 a los Rockies de Colorado; los Dodgers de los Ángeles 13-4 a los Cardenales de San Luis; y los Cerveceros de Milwaukee 6-1 a los Gigantes de San Francisco.

En la Liga Americana, los Rangers de Texas están de nuevo en la cima de la división Oeste luego de un tremebundo surgimiento que les ha dado la confianza en que pueden ganar un tercer título divisional en cinco temporadas aunque no cuenten con el dominicano Nelson Cruz, quien fue suspendido.

El también dominicano Adrián Beltré conectó un cuadrangular, remolcó tres carreras y anotó otras tres, su compatriota Alexi Ogando ganó por primera vez en sus últimas cinco aperturas, y los Rangers completaron una barrida de tres partidos sobre los Angelinos de los Ángeles al vencerlos 10-2, un triunfo que los pone en un empate virtual con Oakland en el primer lugar divisional.

Es la primera vez que Texas llega al primer sitio de la Oeste desde el 1 de julio, cuando llevaban medio juego de ventaja sobre los Atléticos.

"Ese es el ritmo que debemos tener", dijo Beltré. "Sé que Oakland ha estado jugando bien esta temporada, pero nosotros asumimos que estaríamos ahí. No hemos ganado nada todavía, pero por lo menos vamos en la dirección correcta. Hemos sido más constantes y bateando bien cuando hay oportunidad de anotar".

Los Rangers, que han ganado nueve de 10, estaban seis juegos atrás del líder el 28 de julio, luego de ser blanqueados por segunda vez consecutiva en Cleveland.

El martes se robaron seis bases en su victoria por 8-3, y le sumaron siete el miércoles, su mayor número de robos en la temporada. Cuatro de ellos se dieron en la primera entrada contra Tommy Hanson y Hank Conger, e incluyó un doble robo de Leonys Martin y Elvis Andrus.

"Fueron arrojados al correr las bases, y nos facilitan el trabajo", dijo Beltré. "Cuando tienen muchachos como estos que se embasan con un hit o una base por bolas y luego se roban segunda y tercera, hace más fácil darle a los lanzadores más apoyo".

Martin y Andrus se robaron tres bases cada uno, y Andrus alcanzó la marca de 30 robos por cuarta vez en cinco temporadas en las Grandes Ligas. Andrus se ha robado 14 bases consecutivas desde el 25 de agosto.

Ogando (5-3) permitió dos carreras y cuatro hits en cinco entradas, y ponchó a cuatro en su 14ta apertura. Es la primera victoria del derecho desde el 15 de mayo en Oakland.

Hanson (4-3) cargó con cinco carreras, siete imparables y tres bases por bolas en cuatro entradas y dos tercios.

En otros partidos de la Americana; los Marineros de Seattle superaron 9-7 a los Azulejos de Toronto; los Tigres de Detroit 6-5 a los Indios de Cleveland en 14 innings; los Medias Rojas de Boston 7-5 a los Astros de Houston; los Reales de Kansas City 5-2 a los Mellizos de Minnesota; y los Medias Blancas de Chicago 6-5 a los Yanquis de Nueva York en 12 episodios.

Por su parte, los Diamondbacks de Arizona han hecho de la remontada un arte, y han venido de atrás en 30 de sus primeros 112 partidos.

El número 31 quizá haya sido el más impresionante e improbable de todos.

El venezolano Martín Prado pegó un sencillo de dos carreras en la octava luego de que Arizona dejó ir una ventaja de tres carreras el episodio anterior, para ayudar a los Diamondbacks a vencer 9-8 a los Rays de Tampa Bay en un encuentro interligas.

"Eso es lo que somos", dijo el mánager de los Diamondbacks Kirk Gibson.

Fue un encuentro trepidante desde el comienzo, ya que hubo 28 imparables entre los dos equipos, 12 lanzadores y seis dobles matanzas por parte de Arizona.

Tampa Bay se puso adelante 3-0 en la primera entrada. Arizona remontó contra el bullpen de los Rays luego de que el abridor Chris Archer salió en el segundo inning y se puso 7-4 arriba en la quinta.

Tampa Bay respondió con cuatro carreras en la séptima con imparables de dos carreras de Evan Longoria y del emergente Sam Fuld.

J.J. Putz (3-1) abrió una oportunidad para Arizona al trabajar la octava sin admitir carrera, y Arizona vio la suya en la parte baja: cargó las bases contra los dominicanos Joel Peralta (1-5) y Fernando Rodney.

Prado conectó entonces su sencillo de dos carreras hacia el jardín derecho, y Brad Ziegler trabajó la novena para su séptimo rescate.

"Lo único con lo que podemos ser consecuentes es con luchar hasta el final, 27 outs", dijo Prado, quien remolcó cuatro y conectó cuatro de los 12 imparables de Arizona. "Este equipo, cada uno de los muchachos está dispuesto a llegar hasta allá".

"Este es uno de esos partidos que te dicen que puedes salir y cerrar con fuerza", agregó. "Eso es lo que estamos buscando".

En otros resultados interligas, los Rojos de Cincinnati derrotaron 6-5 a los Atléticos de Oakland; y los Orioles de Baltimore 10-3 a los Padres de San Diego.