Con la urgencia de sumar para evitar el que sería su peor arranque de torneo desde hace cuatro años, Pumas visita a Tijuana el viernes en uno de los dos choques con los que se pone en marcha una quinta fecha del torneo Apertura del fútbol mexicano, que además incluye un choque entre los desesperados Cruz Azul y Chivas.

Los universitarios, que han perdido dos partidos y siguen sin ganar, no iniciaban tan mal una campaña desde el Apertura 2009, cuando perdieron los primeros cinco encuentros.

"No hemos tocado fondo, pero obviamente estamos mal", concedió el entrenador de los Pumas, Antonio Torres Servín. "No sé hasta donde sea tocar fondo, pero sí sé que hay tiempo para revertir esto".

Con dos puntos, Pumas está en la parte baja de la tabla y Servín vive mucha presión porque en las tribunas del estadio Olímpico los aficionados ya piden su cese y la llegada de Hugo Sánchez.

La mala noticia para el estratega es que Pumas ha perdido sus últimos dos encuentros ante Tijuana, un equipo al que nunca han vencido.

Otros equipos grandes que no lo están pasando bien de inicio son Cruz Azul y Chivas, que el sábado se enfrentan en un partido importante para ambos.

"En estos encuentros no importa que pases por mal momento, estos tiene valor agregado el ganarlos, tenemos que ser muy intensos", dijo el volante de los celestes, Gerardo Torrado.

La semana pasada, la "Máquina" sumó su segundo revés en los primeros cuatro encuentros al perder ante Veracruz, y Chivas ganó 1-0 sufriendo ante el sotanero Atlante.

"Ese triunfo fue como oro molido, porque teníamos que ganar como fuera y qué bueno que pudimos conseguirlo", dijo el delantero de Chivas, Rafael Márquez Lugo. "Con esto, el equipo se puede embalar y a partir de aquí ya no bajar el ritmo".

La "Máquina", que la temporada pasada se quedó en la orilla de su primer campeonato de liga desde el Invierno 97, tiene cuatro puntos y por ahora es undécimo, un lugar por encima de Chivas, que viene de una temporada para el olvido en la que fue penúltimo.

También el sábado, el campeón América saldrá a buscar su segundo triunfo consecutivo cuando visite al Atlante.

Las Aguilas, que vienen de apalear 3-0 al Atlas, han lucido en buena forma en sus primeros dos encuentros de liga y en uno de la CONCACAF.

"En este equipo tenemos la obsesión por ganar, tienes que ganar para seguir estando vigente", dijo el entrenador Miguel Herrera. "El equipo que tengo lo quisieran muchos, sí, tengo un plantel vasto y lleno de calidad y cantidad".

Ante Atlas, América jugó particularmente motivado porque le dedicaron el encuentro al goleador ecuatoriano Christian Benítez, quien murió a principios de la semana pasada en Catar.

En otros partidos de la quinta fecha: Querétaro-Chiapas, Tigres-Monterrey, León-Morelia, Atlas-Pachuca, Toluca-Santos y Puebla-Veracruz.