La federación internacional de atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) está empeñada en volver a implementar sanciones de cuatro años por casos graves de dopaje, y pedirá a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) que haga lo mismo para disuadir a los tramposos.

En un voto a viva voz el jueves en el congreso de la IAAF, las federaciones nacionales respaldaron la propuesta de pedir sanciones más severas a la AMA. La IAAF indicó que está lista para implementar las medidas por su cuenta, si los otros deportes rehúsan aumentar sus castigos de dos años.

El congreso indicó que el nuevo reglamento de la AMA, que entra en efecto en 2015, "reflejará nuestro firme compromiso con tener castigos más severos, y la IAAF volverá a las sanciones de cuatro años por violaciones graves de dopaje".

El nuevo reglamento de la AMA será puesto a votación del 12 al 15 de noviembre en la Conferencia Mundial sobre Dopaje Deportivo en Johannesburgo.

Dirigentes de la IAAF siempre han destacado que están listos para imponer suspensiones por cuatro años, y aceptaron las de dos años a regañadientes. Ahora temen que las medidas que se aprueben en noviembre se queden cortas.

"Si la AMA sólo sigue a algunas federaciones, que tienen sus dudas, entonces tenemos que tomar las cosas en nuestras manos", dijo a la AP el miembro de la IAAF, Helmut Digel.

La AMA quiere un mismo reglamento en todos los deportes y países.

El tema está bajo los reflectores en la antesala del mundial de atletismo, que comienza el sábado en Moscú, y donde varias estrellas no competirán por casos de dopaje.

Dos de los principales rivales de Usain Bolt en los 100 metros, Tyson Gay y Asafa Powell, no correrán en la capital rusa tras arrojar positivo a sustancias prohibidas en controles recientes.

Digel señaló que el deporte hace lo posible por erradicar el dopaje, incluso a costa de un golpe de imagen.

"¿Tyson Gay? No lo estamos protegiendo", indicó Digel. "¿Asafa Powell? No lo estamos protegiendo. Estas son nuestras superestrellas. Queremos ayudar a los atletas limpios".