Una ex madama que se postuló para competir con el ex gobernador Eliot Spitzer en la campaña a contralor de la ciudad de Nueva York traficó cientos de potentes analgésicos y otras pastillas con receta a cambio de éxtasis y dinero en efectivo con un traficante de drogas que llevaba un micrófono, dijeron el martes las autoridades federales.

Los fiscales presentaron la acusación contra Kristin Davis al tiempo que anunciaron su arresto por cargos de distribución y posesión de una sustancia controlada.

Davis, de 38 años, comparecía en las próximas horas. Su abogado, Daniel Hochheiser, declinó hacer comentarios.

La candidata libertaria, con pocas posibilidades de victoria, tiene una condena anterior por promover la prostitución, y obtuvo notoriedad al afirmar haber conseguido prostitutas para Spitzer antes de que un escándalo de prostitución lo obligara a renunciar a su cargo. Sin embargo, sus afirmaciones nunca han sido comprobadas.

Davis ingreso a la campaña a contralor antes que Spitzer, como candidata de una plataforma para legalizar y gravar la marihuana como una forma de cerrar posibles brechas en el presupuesto de la ciudad. Otros candidatos son el presidente del condado de Manhattan Scott Stringer, también demócrata, y el republicano John Burnett, un ex ejecutivo de Wall Street.

Según una denuncia penal, Davis comenzó a comprarle Xanax, Adderall y éxtasis al traficante no identificado en 2009. Ella supuestamente le dijo al traficante que "ella proporcionaba estas drogas a otros en fiestas privadas", dice la denuncia.

En 2011, Davis le preguntó al traficante si aceptaría pastillas de Adderall a cambio de éxtasis, dice la denuncia. Después de eso, intercambiaron 240 pastillas de Adderall por 120 tabletas de éxtasis, añade.

Las autoridades arrestaron al traficante en diciembre y estuvo de acuerdo en el marco de una declaración de culpabilidad a grabar sus conversaciones con Davis, dice la denuncia. En una reunión grabada el 7 de enero, el traficante pagó a Davis 675 dólares en efectivo por 215 pastillas.

"Ok, y éste es Ambien. Hay 30 de estos", presuntamente dijo Davis en la grabación.

Las autoridades también afirmaron que en abril, Davis negoció un acuerdo para que otra persona vendiera 180 pastillas de oxicodona al traficante. La denuncia hace referencia a un vídeo que muestra a Davis llevar a la persona al apartamento del traficante, donde el distribuidor utiliza 3.600 dólares proporcionados por el FBI para hacer la compra.

La campaña de Spitzer declinó hacer comentarios el martes.

___

Los periodistas de The Associated Press Jennifer Peltz y Larry Neumeister contribuyeron a este despacho.