El mundial de natación cierra el domingo su programación con seis récords del mundo en las 15 jornadas previas disputadas, la consagración de figuras de la natación como las estadounidenses Missy Franklin y Katie Ledecky y la creciente sensación de que nuevas gestas podrían llegar en la última sesión de la tarde, cuando se disputarán ocho finales acuáticas.

Finalizada la competición de waterpolo con la medalla de oro conseguida por Hungría en la final del sábado, sólo se reservan competencias en la piscina cubierta del Palau Sant Jordi, donde también tendrá lugar la ceremonia de clausura a última hora de la noche.

Franklin, quien apenas ha perdido una de las seis carreras que ha disputado, se emparejó en la jornada previa con los cinco triunfos conseguidos en 1978 por su compatriota Tracy Caulkins y en 2007 por la australiana Libby Trickkett.

El también estadounidense Michael Phelps, ya retirado, ostenta el récord absoluto de siete preseas de oro en una competencia mundialista. Phelps, su compatriota Mark Spitz y la alemana Kristin Otto son los únicos nadadores de la historia en ganar al menos media docena de oros en mundiales o Juegos Olímpicos.

En las pruebas preliminares de la mañana, Estados Unidos clasificó primero en los relevos 4x100 combinados, tanto masculinos como femeninos y Australia fue segunda en ambas categorías.

Ello dará opciones a Franklin, quien no participó de la sesión matutina, de luchar por su sexto oro en la tarde, cuando su compañero Ryan Lochte también saldrá a la escena para buscar su cuarto triunfo con el equipo de relevos.

Estados Unidos disputó las preliminares con sus reservas y la principal tarea de clasificar, cosa que sorpresivamente no consiguieron ni Francia ni Italia en modalidad femenil, siendo descalificadas.

En los 400 individuales, los estadounidenses Chase Kalisz y Tyler Clary acabaron primero y tercero, respectivamente, con el segundo lugar siendo para el japonés Daiya Seto.

Mientras, en mujeres, el mejor tiempo lo marcó la húngara Katinka Hosszu seguida de la española Mireia Belmonte y una de las sensaciones de Londres 2012, la china Ye Shiwen, quien buscará subir al podio por primera vez en Barcelona.

El equipo estadounidense, que ha logrado 24 de sus 29 medallas totales en la natación, lidera el medallero global con 14 oros, ocho platas y siete bronces, seguido de China, con 25 metales y Rusia con 17.

Uno de los principales triunfadores de los últimos Juegos Olímpicos, el chino Sun Yang, se llevó sin grandes problemas la preliminar de los 1.500 libres el sábado y defenderá su oro de Londres en la quinta final de la tarde.