La banda chilena Astro inundó el escenario principal de Lollapalooza con sus sonidos futuristas y letras a favor de la naturaleza al abrir el domingo la tercera y última jornada del famoso festival estadounidense de rock alternativo.

El grupo santiaguino de música electro-rock recreó una atmósfera colorida y festiva que arropó a decenas de personas que se dejaron seducir por los ritmos psicodélicos y caribeños impresos en las canciones de Astro, que junto con los DJs RVSB son los únicos representantes latinos de este año en el festín rockero.

Pese a que Astro fue la primera agrupación en subir al escenario Red Bull Sound Select, instalado en el Grant Park de esta emblemática ciudad, los ánimos no decayeron en ningún momento entre la banda integrada por el vocalista y guitarrista Andrés Nusser, el bajista Nicolás Arancibia, el tecladista Daniel Varas y el baterista Octavio Caviere, que puso a bailar al público con canciones como "Panda", "Colombo" y "Mono Tropical".

"Nos sentimos muy satisfechos con la respuesta de hoy. Sabíamos que abrir el escenario principal del festival tan temprano representaría un reto, pero lo más importante es que hubo otro sector del público que no habla español que nos escuchó, y si le gustamos, podrá recomendarnos. Es un poco 'el de boca en boca''', dijo el cantante Andrés Nusser a The Asociated Press durante una entrevista después de su actuación.

Con sólo un álbum editado, "Astro" (2011), el cuarteto formado en 2008 se ha convertido en una de las propuestas musicales más interesantes de la escena chilena contemporánea. En 2011, el grupo participó en la primera edición de Lollapalooza Chile y posteriormente en festivales como el Vive Latino en México, y Rock Al Parque, en Colombia.

En opinión de Nusser, el convenio establecido entre los organizadores del festival en Estados Unidos y los promotores chilenos — cuyo resultado se vio reflejado en 2011 en la primera edición de Lollapalooza Chile — ha generado que las agrupaciones de ese país tengan cada vez más exposición en grandes festivales estadounidenses como el propio Lollapalooza, Coachella, Austin City Limits y South by Southwest (SXSW).

"Que tengas la oportunidad de ver a tantas bandas tan importantes reunidas en un mismo escenario es algo que no se veía en Chile, al menos hasta hace unos años. El que haya una edición chilena de Lollapalooza y que tengamos la oportunidad de venir a tocar a Estados Unidos conecta a Chile con lo que está pasando en la escena internacional de manera real", opinó el vocalista.

"Ya no son sólo bandas mexicanas o argentinas las que tienen esa opción, ahora también los chilenos, y ojalá poco a poco se sumen otros latinos", agregó Nusser.

Además de Astro y RVSB, Los Bunkers, Chico Trujillo, la rapera Anita Tijoux y Los Jaivas son los grupos y solistas chilenos que han desfilado por los escenarios del Festival Lollapalooza en Chicago desde 2011.

La presentación de Astro en Lollapalooza cerró la gira de conciertos que el cuarteto inició hace unas semanas en Estados Unidos, la cual incluyó una escala en julio en Nueva York para participar en la Latin Alternative Music Conference, donde se hizo acreedor al premio "Discovery Award". La banda se prepara para emprender una serie de presentaciones en España los próximos días.

The Cure fungía el domingo como platillo principal en la tercera jornada de Lollapalooza, donde los organizadores esperaban la asistencia de 100.000 personas para presenciar la actuación de 49 agrupaciones, entre las que destacaban Phoenix, Cat Power, Tegan and Sara y Vampire Weekend.

La banda británica liderada por el vocalista Robert Smith celebraría su debut en el famoso festival creado por el líder de Jane's Addiction, Perry Farrell, tras el lamentable incidente ocurrido en el Festival Coachella 2009, en Indio, California, cuando a la agrupación le fue desconectado el audio por haber excedido su tiempo sobre el escenario.